Cada taxista recibirá $ 50 al mes para compensar subida de la extra

- 20 de diciembre de 2018 - 00:00
El pago será únicamente a conductores que cuenten con permisos de operación y títulos habilitantes.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

La Federación de Taxis tiene reparos sobre la propuesta. Alrededor de $ 3 millones mensuales se destinarían a 60.000 choferes.

A día seguido del anuncio oficial del aumento de $ 0,37 a las gasolinas extra y ecopaís, el Gobierno informó que la compensación para el gremio de taxistas será de $ 50 mensuales por cada unidad.

El consejero presidencial, Santiago Cuesta, indicó que el subsidio será por adelantado y regirá únicamente para los vehículos que estén regularizados y debidamente habilitados.

El dinero se transferirá directamente a los transportistas y no a las cooperativas o federaciones. Los ilegales no podrán gozar del beneficio.

Para esto se cotejarán los registros de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedetaxi) con datos del Servicio de Rentas Internas (SRI) y de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), en donde están registrados cerca del 80% de los automotores.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), a diciembre de 2017 existían 2’237.264 vehículos matriculados en todo el país, de los cuales 166.772 (7,5%) brindaban el servicio de alquiler. Dentro de esta categoría están buses urbanos, interprovinciales, intercantonales, taxis y camiones.

La Federación Nacional de Taxis agrupa aproximadamente a 60.000 unidades. Si se toma como referencia esa última cifra, cada mes el Estado gastaría por la compensación un aproximado de $ 3 millones y $ 36 millones al año.

A miembros del Gobierno se reunieron en el Palacio de Carondelet con los transportistas con motivo de las medidas económicas, las cuales no afectarán a buses ni vehículos que movilizan mercaderías.  

Pero a la Fedetaxi no le convence la propuesta. Jorge Calderón, presidente del gremio, dijo que prefieren que la compensación sea a través de las estaciones de servicio, una vez que el taxista demuestre poseer el permiso de operación y título habilitante.

El incremento, agregó Calderón, sería de $ 5 diarios en promedio, pues existen vehículos que circulan más horas al día que otros.

Tras la reunión con las autoridades, los presidentes de las 22 uniones provinciales de taxis se convocaron en Quito para una asamblea nacional. Hasta el cierre de esta edición se tenía previsto un nuevo encuentro con los dignatarios.

En las provincias de la Amazonía y Galápagos los taxistas pueden operar con vehículos tipo sedán (12 galones) o camionetas con doble cabina (20 galones).

Cuesta indicó, sin precisar, que el subsidio será menor para las camionetas; además dependerá del cilindraje del motor y tiempo de trabajo.

Álex Sánchez, presidente de la Unión de Taxis de Pastaza, señaló que con el incremento el consumo mensual de extra bordearía $60 adicionales si el vehículo trabaja hasta 10 horas diarias, pero si circula 24 horas (en dos turnos) subiría a $ 130.

A octubre de 2018, el consumo de extra llegó a 1.1 millones de barriles, según el Banco Central del Ecuador. El subsidio de ese combustible hoy es de $ 0,94 por galón, el incremento de precio de $ 0,37 equivale al 35% de la subvención.

Si se eliminaba por completo la ayuda estatal el precio real de la extra por galón sería de $ 2,42, explicó Francisco Silva, presidente de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleos del Ecuador.

La Cámara respalda la decisión del Gobierno y reitera su pedido de actualizar el margen de distribución de combustibles, que no ha sido revisado en 15 años.

Por su parte, la Asociación de Productores de Alcohol del Ecuador (Apale), que provee de etanol para la producción de ecopaís, espera que Petroecuador concrete la renovación de contratos.

Gustavo Heinert, presidente de Apale, expresó que el sector atraviesa una situación difícil desde que se redujo el porcentaje de mezcla de etanol del 4% al 1%. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: