Sector industrial prefiere a la banca privada

- 05 de abril de 2019 - 00:00

Una encuesta realizada por el Observatorio PYME revela que las pequeñas y medianas industrias perciben más dificultades de acceso a créditos de bancos públicos.

La pequeña y mediana industria en el país considera que hay más facilidades en el acceso a la banca privada que a la pública, según una encuesta presentada el 26 de marzo por el Observatorio de la Pequeña y Mediana Empresa (PYME), de la Universidad Andina Simón Bolívar

A pesar de que en términos globales, hay mayor confianza en el sector financiero privado para solicitar un crédito, la percepción positiva sobre la banca pública creció.

BanEcuador colocó más de $ 910 millones en créditos el año pasado, pero apenas el 6,31% fueron para la pequeña industria; el resto se destinó para los sectores pecuario, agrícola, comercio, servicios y artesanal.

Mientras que la Corporación Financiera Nacional (CFN) aprobó $ 802 millones en créditos en 2018.

Las manufacturas fueron las que mayor financiamiento recibieron con $ 372,03 millones. El sector de la construcción obtuvo $ 109,17 millones.

La XXII Encuesta Cuatrimestral de Coyuntura de la PYME realizada a 482 industrias afiliadas a las cámaras de Pichincha, Tungurahua y Azuay muestra que al cierre de 2017, el 24% de industrias calificaron como positivo el crédito público.

En los primeros meses de 2018 la percepción cayó al 9%, pero hasta finales de agosto ascendió al 15%. La opinión negativa se mantuvo entre el 46% y el 48%.

Datos de la Superintendencia de Bancos revelan que el sector financiero privado continúa liderando la entrega de créditos productivos, pues en 2018 se colocaron $ 2.387 millones.

La encuesta, respecto a lo privado, indica que la valoración positiva en el primer cuatrimestre de 2018 fue del 48% y para el segundo cuatrimestre bajó al 34%. La percepción negativa pasó del 25% al 34% (ver infografía).

Wilson Araque, director del Observatorio PYME, aseveró que el estudio muestra que los empresarios ven más fácil acceder a un crédito en el sector financiero privado que en la banca pública. A pesar de la recuperación en cuanto a la percepción positiva, aún tiene peso la percepción entre regular y mala.

Pablo Zambrano, presidente Ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), considera que la banca privada es financista y socio natural de las empresas.

Reconoció las bondades de los programas especializados de crédito que tiene el sistema financiero público. Sin embargo, señaló que se pueden desarrollar préstamos para capital de trabajo.

“Existen  inversiones que la CIP promueve y requieren financiamiento. Nos queremos acercar a los bancos públicos para proponerles ser parte de la estrategia de inversiones”, señaló el directivo.

Sector empresarial está a la expectativa
El cambio de timón y rumbo de la economía ecuatoriana genera interés en el sector industrial.

Tanto las leyes económicas de atracción de inversiones y fomento productivo impulsadas por el Gobierno, así como los compromisos adquiridos con los organismos multilaterales configuran un escenario en el que el sector permanece con expectativa.

“Este es un año complicado en lo económico pero  puedo señalar que existen contratos de inversión en trámite ante el Cepai (Comité Estratégico de Promoción y Atracción de Inversiones) por unos $ 2.500 millones. Hacemos lo posible porque esa inversión se concrete”, afirmó Zambrano.

Según Wilson Araque, esta tensión puede visibilizarse en los indicadores sobre las inversiones que hacen las industrias.

“La economía en los últimos años era dinamizada por del dinero del Estado, gracias al precio del petróleo; pero al caer ese ingreso se frenó el consumo del sector público y esto a su vez a las inversiones de las empresas”, analizó el experto. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: