El sector turístico del país enciende las alertas de la promoción

- 29 de octubre de 2018 - 00:00
Foto: Cortesía Presidencia de la República

Se trabaja en la creación de un fondo cuyo propósito es “vender” al Ecuador en el exterior y participar en ferias internacionales, pues desde 2017 dejaron de percibir $ 60 millones por concepto del impuesto “eco delta”. La idea es aumentar el flujo de visitantes y el ingreso de divisas.

El Ministerio de Turismo, la Asociación de Operadores de Turismo Receptivo del Ecuador (Optur) y la Cámara de Turismo de Pichincha, coinciden en alertar que falta inversión para promocionar al país en el exterior, en el objetivo de atraer visitantes y generar mayores divisas.

La realidad actual contrastaría con la campaña All you need is Ecuador, que llevó a cabo el Ministerio de Turismo entre abril de 2014 y noviembre de 2016, cuando se invirtieron $ 44,17 millones. Parte de esta campaña fue el comercial de 30 segundos que se pasó en la final del Super Bowl, que se jugó el 1 de febrero de 2015, por el que se desembolsaron $ 2,9 millones. El resto del dinero se utilizó en promocionar en buses y sitios concurridos de varias ciudades del mundo.

Sin embargo, el viceministro subrogante de Turismo, José Luis Egas; los directivos de la Cámara de Turismo de Pichincha, Diego Vivero y Aldo Salvador; y el presidente de la Optur, Richard Dávila, cuestionaron esa campaña porque, pese a la millonaria inversión de fondos públicos, no se obtuvieron los resultados esperados y le faltó continuidad.

Aseguraron que la actual falta de recursos para promocionar al país en el exterior se debe a que el dinero del impuesto que genera el “eco delta” ($ 50 que pagan de impuesto los pasajeros al salir del país vía aérea), que antes se destinaba para promocionar al sector turístico, hoy entra a la caja fiscal y no se produce el retorno para destinarlo a ese objetivo.

“Sabemos que las necesidades del Gobierno son importantes y que el déficit fiscal es grave. Comprendemos eso perfectamente, pero también conocemos de la vocación de turismo que tiene el presidente (Lenín Moreno) y que apostará por esta industria”, indicó Egas.

Actualmente trabajan en la creación de un fondo turístico que esperan nutrir a través de impuestos como el “eco delta” y “potencia turística” y que servirá para participar en campañas y en ferias internacionales.

Vivero, Salvador y Dávila remarcaron que por concepto de impuestos como el “eco delta”, el 1 X 1000 (uno por mil) y otros, el Ministerio de Turismo recaudaba de $ 60 a $ 70 millones al año, dinero que se destinaba a la promoción del país, pero desde 2017 y hasta la fecha esos rubros van directamente al fisco.

De allí que solicitan al Gobierno reintegrar al sector esos rubros generados por impuestos, con el objetivo de “vender” la imagen del Ecuador en el exterior y que no decaiga la llegada de visitantes extranjeros: desde 2000 hasta 2017 se ha registrado un incremento promedio anual del 10% (ver gráfico).

“La industria (turística) está muy preocupada porque es muy difícil hacer cosas sin recursos económicos”, manifestó Vivero.

Ecuador, en desventaja frente a la competencia de otros países

Para ilustrar la problemática que afronta el país por la falta de inversión en publicidad turística con respecto a naciones vecinas que en cambio sí destinan importantes sumas para captar más visitantes, el titular de la Cámara de Turismo de Pichincha, Diego Vivero, indicó que Perú utiliza anualmente $ 180 millones y Colombia $ 200 millones. En cambio, al Ministerio de Turismo de Ecuador entrega $ 4 millones.

Está seguro de que el país debe implantar una política de Estado en cuanto al turismo. “Si se trabaja técnicamente y contamos con una entidad autónoma para la promoción, va a dar buenos resultados”, sostuvo.

La Asociación de Operadoras de Turismo Receptivo también pidió a las autoridades devolver al sector turístico los rubros que por concepto de impuestos pagan los usuarios que viajan vía aérea.

Creen que la falta de promoción es la causa para que actualmente Ecuador esté en desventaja competitiva frente a sus vecinos. Señaló que, efectivamente, el país necesita de una política de Estado en el tema turístico.

Las estadísticas de los ministerios de Turismo de cada país reflejan que Ecuador está en los últimos lugares en la captación de visitantes, no así Colombia y Perú, mientras que en la región México ocupa el primer sitial.

En cambio, a escala mundial, Francia, Estados Unidos y España (en ese orden) ocupan los primeros tres puestos en el ranking de recepción de turistas (ver gráfico).

Salvador manifestó que es indispensable realizar un diagnóstico sobre la actividad turística del país para delinear políticas claras a futuro. “Debemos empezar por un buen diagnóstico porque no todos los destinos son iguales”, añadió.

Aseguró que la promoción del país “no debe quedarse en la percha”, porque en la práctica no es apreciada por los mercados. También es partidario del retorno del impuesto “eco delta” al sector turístico. “Hoy esos recursos entran a la cuenta del tesoro nacional y no regresan para lo que fueron creados”.

Las nuevas estrategias deben apuntar al turismo de élite

El viceministro subrogante de Turismo, José Luis Egas, aseguró que, frente a la realidad e importancia del tema, actualmente trabajan en nuevas estrategias para promocionar al Ecuador en el extranjero. Una de ellas es a través de las redes sociales. “Las páginas de venta en línea están dando buenos resultados”, destacó.

Según Egas, las estrategias apuntan a atraer al turista llamado de élite: el que más gasta. Asimismo, a dar un fuerte impulso para participar de las ferias y convenciones internacionales de turismo, más ahora que ciudades como Quito cuentan con un moderno centro de convenciones.

Dávila también se refirió al tema de las ferias e informó que actualmente el país, “a duras penas” participa en 4 ferias internacionales al año, mientras que Perú y Colombia lo hacen en 52 ferias.

Pese a la falta de presencia internacional de Ecuador en ferias y a la carencia de una adecuada y constante promoción, dijo que el turismo receptivo le deja al país $ 3 millones diarios.

En cuanto al turismo interno, el viceministro subrogante se mostró satisfecho por su crecimiento, pues dijo que en cada feriado se movilizan alrededor de 1,5 millones de personas a diferentes destinos del país.

Egas destacó que el turismo representa en la actualidad el 5,9% del Producto Interno Bruto (PIB), cuya actividad aporta al país con el 5% de empleos plenos.

Según cifras de la Cámara de Turismo, el sector turístico genera 400 mil empleos directos y 600 mil indirectos, es decir, un millón de personas dependen de esta actividad productiva.

Además, aparte de quienes trabajan en contacto directo con el tema turístico, también dependen del sector personas que brindan servicios vinculados al transporte y al comercio.

Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior, aseguró que están trabajando de la mano con la cartera de Turismo porque justamente tienen claro que es una actividad que genera importantes ingresos económicos al país y fuentes directas e indirectas de empleo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: