Sector pesquero artesanal demanda atención social

29 de junio de 2011 - 00:00

Su piel curtida por el mar y sus manos cubiertas de  callos revelan los 45 años que Ramón Ramírez ha dedicado a la pesquería. 

Desde que era adolescente, este pescador de la  isla Mondragón, en el golfo de Guayaquil,  acompañaba a su padre en las faenas. Ahora sus diez hijos (5 varones y 5 mujeres) también se dedican a esta labor, que por tradición ha sido el sustento familiar.

Ramírez afirma que la pesca  es un trabajo “duro”. “En este oficio, la salida es de madrugada, antes que el sol caliente, y el regreso, cuando el mar disponga y las redes estén llenas”, comenta. 

Como reconocimiento a su trayectoria y con 61 años de edad, Ramírez recibirá hoy  la condecoración “Mejor pescador”,   en el marco de la celebración del Día del Pescador Ecuatoriano, que se realizará en el balneario Las Palmas, en la provincia de Esmeraldas.

Estos festejos están a cargo de la Federación Nacional de Cooperativas Pesqueras del Ecuador (Fenacopec) y se caracterizan por una demanda común de los pescadores, que piden a las autoridades gubernamentales  mejorar la atención  para el sector.  

La presidenta  del gremio, Gabriela Cruz, destaca el apoyo del régimen a través del   programa de  chatarrización,que ha  permitido a los pescadores renovar  los motores de embarcaciones pesqueras. También menciona la construcción de cinco muelles, que se ubicarán    en Esmeraldas, Jaramijó, San Mateo, Playas y  Santa Rosa,  ciudades de mayor producción pesquera del país.

Problemas del sector

Pero al realizar una evaluación, la dirigente de Fenacopec, que aglutina a más de 400 asociaciones de pescadores artesanales,  afirma que el sector tiene muchas  debilidades. Entre ellas destaca la falta de políticas que respalden al sector y    la inseguridad en alta mar, ya que diariamente  libran  una lucha contra la piratería.

En lo que va del año,  se ha registrado el robo de 86 motores fuera de borda a igual número de embarcaciones, denuncia Cruz.

Ella recalca la falta de gestión en el tema de educación y vivienda. Como ejemplo, menciona que 225 niños de la isla Mondragón y 80 de la isla Los Ingleses no pueden asistir a las escuelas cercanas a las caletas pesqueras porque no tienen profesores.

“Esto sí nos preocupa porque la educación es un derecho de los niños y no la están recibiendo”, enfatiza la líder gremial tras exhortar a los  ministerios de Educación y Vivienda a que realicen programas a favor de las comunidades pesqueras.

Otro problema  -dice Cruz- es la falta de control a las flotas pesqueras industriales, motivo por el cual este mes se han retirado de las mesas de diálogo. Ellos rechazan el Acuerdo Ministerial   005 que concede  un plazo de tres años para la implementación del cambio de redes a los barcos de red de cerco, lo que, afirma, atenta contra los peces pelágicos pequeños. 

“No se regula el arte de pesca y más bien se da luz verde para que continúe  más  la depredación de las especies bioacuáticas”, menciona.

Al respecto, el director regional de Pesca, Boris Ayala, señala que sí se realizan los controles que establecen las nuevas políticas internacionales vinculadas al tema de conservación de las especies. 

El funcionario  afirma que  se regula y vigila a toda la flota industrial y también a la artesanal, las que están obligadas a  respetar las vedas de las especies y aclara que los que las incumplen son sometidos a sanciones y multas.

La flota industrial está compuesta por grandes barcos con una capacidad de  captura superior a 100 toneladas; mientras la artesanal, que realiza la pesca sin equipo mecanizado, recoge entre 3 y 5 toneladas. 
Según la Dirección General de Pesca, en el país existen unos 100 mil pescadores y unas 20.000 embarcaciones.

Ministerio de  Pesca

Ante los problemas expuestos,  la Fenacopec, que agrupa a 35.000 pescadores,  plantea tres peticiones puntuales al Gobierno: la creación del Ministerio de  Pesca,  obligar a las autoridades pesqueras a hacer cumplir con las leyes y reglamentos tanto  a la pesca artesanal como industrial y finalmente ampliar  la ayuda social al sector en temas de educación, vivienda y seguridad.

Cruz explica que la propuesta para la  creación del Ministerio de  Pesca    surge porque consideran que la actual cartera de Agricultura, Ganadería, Acualcultura y Pesca (Magap)  no brinda “una correcta” atención al sector. 

“El Magap es uno de los ministerios más grandes del Estado, pero   hemos visto que el ministro que va a esta cartera  va dirigido a dar prioritaria atención al tema del agro”,  agrega. 

La propuesta ya ha sido presentada al presidente de la República, Rafael Correa, quien en su último enlace sabatino mencionó que el Gobierno analiza la posibilidad de crear el Ministerio del Mar, que dé viabilidad a las riquezas que  hay en las aguas ecuatorianas 
“No importa si quieren llamarlo Ministerio de  Pesca o del Mar, lo importante es que tengamos una institución que nos atienda y no tengamos que dar vueltas por diversos ministerios con proyectos para mejorar nuestra calidad de vida”, expresa  Cruz.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: