Ecuador busca inversiones por $ 1.000 millones con ronda Intracampos

- 11 de septiembre de 2018 - 12:37
Richard Martínez (i), ministro de Economía; Eduardo Jurado (c), secretario de la Presidencia y Carlos Pérez (d), ministro de Energía y Recursos.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Ocho bloques petroleros ubicados en la provincia de Sucumbíos fueron presentados ayer por el gobierno en la XII Ronda Intracampos, con la expectativa de recibir alrededor de $ 1.000 millones en inversiones.

Se trata de los bloques Iguana, Perico, Arazá Este, Pañayacu Norte, Espejo, Shaino, Charapa y Chanangue, denominados intracampos porque son estructuras de tipo exploratorio (bajo riesgo) con alto potencial hidrocarburífero.

Además están rodeados por los campos más rendidores del país (Sacha, Shushufindi, Cuyabeno y Libertador).

Con el desarrollo y explotación de los ocho bloques  se prevé una producción adicional de entre 13.000 y 18.000 barriles diarios, según el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables.

Para participar en la licitación las empresas deben cumplir con varios requisitos como operar al menos un bloque en producción y haber perforado dos pozos exploratorios como operador en el período 2012-2017.

En diciembre se publicará el listado de las compañías calificadas y en marzo de 2019 se firmarán los contratos de participación con una duración de 24 años.

En esa modalidad la producción es compartida entre el Estado y el contratista, cada parte comercializa el crudo que le corresponde, el contratista asume el gasto en capital de aspectos asociados al proyecto y también el costo de operación, transporte y comercialización de su parte.

La participación en la producción del inversionista estará definida en función del comportamiento del precio del crudo de referencia (Crudo Oriente).

Carlos Pérez, ministro de Energía y Recursos No Renovables, explicó que ganarán las empresas que ofrezcan más participación al Estado, y según la Constitución eso no puede ser menor al 50%.

La fórmula del contrato establece que cuando el precio del crudo sea bajo el contratista obtiene más participación,  pero si el precio y la producción crecen el Estado obtiene mayor ventaja.

“Si por condiciones del mercado eso se reduce a menos del 50%, el contrato tiene una salvedad para reajustar, de tal manera que la participación del Estado sea mayor”, precisó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: