Productores que siembren en zonas de riesgos no tendrán créditos del BNF

08 de julio de 2012 - 00:00

Con el objetivo de reducir las pérdidas para los agricultores y evitar entregar préstamos para sembríos potenciales a perderse, ante un eventual fenómeno El Niño, el Banco Nacional de Fomento (BNF) decidió no entregar créditos a los campesinos que quieran sembrar en zonas de riesgo, indicó Alexandra Granda, presidenta del directorio de la entidad.

La funcionaria explicó que este tipo de usuario será asesorado y capacitado para que realice otro tipo de actividad económica y pueda sacar adelante a su familia.

Los análisis de las zonas vulnerables tienen sustento en la información que contienen los mapas otorgados por la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo (SNGR), aseveró Granda. “Se le va a aconsejar al cliente la no siembra; primero hacemos una visita, una inspección y dependiendo del lugar se otorga el préstamo. Si hay alto riesgo es mejor no dar el crédito y orientarlo a otra actividad alternativa”, recalcó.

Según la funcionaria, en el país existen varias zonas que están identificadas, de acuerdo al último censo agrícola, que buscaba conocer la dimensión de las pérdidas por el fuerte invierno. Sin embargo, la adquisición del seguro es obligatoria para 10 productos de ciclo corto, cuyo tiempo de siembra y cosecha puede ir de tres a seis meses.

Una serie de productos como el arroz, maíz, papa, caña de azúcar, arveja, frejol, entre otros, son prioritarios y los agricultores deben asegurar la inversión, para reducir riesgos de pérdidas.

En este caso, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) subsidia el 60% del valor de la póliza del seguro, cuya prima va a depender del tipo de siembra y el riesgo que esta implica.

Según Santiago León, ministro coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, el seguro es la única alternativa que tienen los agricultores para enfrentar los efectos de eventuales catástrofes de la naturaleza.

“No se necesita que tengan un préstamo  para adquirir el seguro agrícola (…), cada vez que yo siembro puedo asegurar esa inversión, de tal manera que si hay una catástrofe o plagas y enfermedades que afecten el cultivo y se escapa de las manos, pueda recuperar la inversión”, dijo el ministro a la Agencia Andes.

Recalcó que hay problemas que van más allá de las posibilidades de las autoridades, porque son situaciones de tipo natural, como las lluvias e inundaciones. “Pero una vez que los  problemas pasen podemos ayudarlos a reactivar la producción, como hemos hecho hasta ahora”.

Reiteró que varias carteras de Estado trabajan en la implementación de planes de contingencia en aquellos sectores considerados de mayor riesgo a inundarse, ante los pronósticos de que pueda presentarse este año  el fenómeno El Niño.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: