La producción del campo mejora con la tecnología

- 07 de septiembre de 2019 - 00:00
Prefectura de Zamora

El trabajo conjunto entre las empresas privada y pública permite que el pequeño productor continúe con su labor agrícola y desista de la idea de emigrar a la ciudad.

La agricultura es uno de los ejes principales de la economía del país, tanto en la seguridad alimentaria, como recursos y generación de empleo.  Este 9 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Agricultura como homenaje a las personas que trabajan en el cultivo de plantas y en la producción de alimentos.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería indica que la producción agrícola en el país es dinámica.

Señala que productos agrícolas como las flores, banano, cacao y uvilla han mejorado mucho en los últimos años.

Por ejemplo, según datos del Sistema de Información Pública Agropecuaria, en 2013 el sector bananero tuvo un rendimiento de 31,78 toneladas por hectárea; en 2018 subió a 40,67 t/ha.

Otro ejemplo es el sector de El Chota (Imbabura), en donde se sembraba fréjol y maíz y había problemas por el bajo precio de los productos y por la productividad. Hoy es tierra de agroexportación.

“Actualmente se siembra mango, aguacate y otros frutales con vocación agroexportables”, enfatiza el MAG.

Además, añade que muchos rubros mejoraron productividad en la última década, como el maíz y el banano, gracias a la aplicación de tecnología.

También subraya que “hay una nueva iniciativa de volver de nuevo relevante a la fruticultura del país”.

El expresidente de la Cámara de Agricultura, Zona II, Kléber Sigüenza, manifiesta que Ecuador tiene un enorme potencial agrícola, debido a su ubicación geográfica y calidad de sus tierras.

Sigüenza, que lleva 50 años dedicado a la agricultura, considera que “Ecuador se ha modernizado en el tratamiento de los cultivos, no como queríamos, pero avanzamos en este proceso”.

Según la Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria Continua, en 2018 la superficie de labor agropecuaria fue de 5’279.613 ha.

Los cultivos permanentes (banano, palma africana, caña de azúcar, cacao, café, etc.) ocupan 1’385.805 ha., una variación negativa de 3,1% con relación a 2017.

Mientras que en transitorios (maíz, arroz, trigo, cebada, papa, tomate y otros) la superficie fue de 799.494 ha., -11,6% con relación a 2017.

La empresa privada juega un papel fundamental para el crecimiento del sector.

Una de ellas es Nestlé, que trabaja junto con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias. La firma desarrolla dos programas enfocados en la producción de café y cacao, para incorporarlos a su producción local.

De las 12 fincas experimentales que la firma tiene en el mundo, una está en Los Ríos (café y cacao robusta) y otra en Nanegalito (café arábiga).

Con el Plan Cacao, la multinacional compra el grano a 3.900 familias de 11 provincias, indicó Franck Blacio, gerente agropecuario de Nestlé Ecuador. 

El programa se enfoca en la especialización de los agricultores en cada parte de la cadena productiva. “Un podador sin especialización poda de 8 a 10 plantas diarias. Los especializados, hasta 600 plantas”, indicó el ejecutivo.

Otra especialización que desarrollan es para los injertadores. En esta área se destacan las mujeres por su habilidad con las manos. Mientras los hombres injertan 19 plantas al día, ellas 380.

En café, la idea es mejorar la genética de las semillas para obtener más variedades.

Otra empresa que aporta al desarrollo agrícola es Moderna Alimentos. Su programa Cultiva beneficia a 400 familias de la Sierra centro y norte. Además, compra más de 4.700 toneladas de trigo nacional a 74 pequeños productores, 6 asociaciones y 14 fabricantes industriales. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: