Pimampiro promueve una economía paralela

- 18 de marzo de 2016 - 16:41
En el lugar donde funcionaba la escuela Antonio Ricaurte, en el centro de la ciudad, se desarrolló el Foro denominado "Trueque, identidad de Nuestro Pueblo".
Foto: John Guevara / El Telégrafo
Rosa Murillo no se estresa al momento de pagar una carrera en taxi. Dependiendo de la ruta, la mujer realiza recorridos de entre $ 1,50 y $ 3. Pero en lugar de cancelar con dinero en efectivo, ella le entrega al conductor uno o dos atados de yucas y con eso quedan 'a mano'. 
Rosa es integrante del Colectivo Agroecológico de la Red de Ferias en Imbabura. En la actualidad vive en la localidad de San Antonio, en Guayllabamba (provincia de Pichincha). Tiene una parcela de una hectárea, atrás de su domicilio que cuenta con una siembra de alrededor de 100 productos, entre estos lechugas, zanahorias, mellocos, papas, etc. Con eso, su despensa ya está llena.
Rosa, quien es agricultora por herencia de sus abuelos, también presume de una vasta farmacia concentrada en sus matas para aliviar cualquier molestia. Estas 'hierbas mágicas' como las denomina son toronjil, cedrón, hierba buena, eneldo, manzanilla, etc., que le sirven como una dotación de fármacos. "No gasto en medicinas -reiteró- porque con una agua aromática ya nos curamos de cualquier malestar". 
La mujer llegó hoy hasta la cabecera cantonal de Pimampiro, en la provincia de Imbabura, para explicar las ventajas de efectuar el trueque de los alimentos que ella produce en su pequeño huerto. Se trata de una costumbre milenaria en donde las personas realizan intercambio directo de bienes y servicios, sin mediar la intervención de dinero.
En el lugar donde funcionaba la escuela Antonio Ricaurte, en el centro de la ciudad, se desarrolló el Foro denominado "Trueque, identidad de Nuestro Pueblo".
En presencia de las autoridades locales, diferentes especialistas explicaron cómo es que Pimampiro se convirtió en  un referente de esta práctica y se ha mantenido vigente, al igual que otras comunidades de Colombia, Perú y Bolivia. 
Óscar Narváez, alcalde de Pimampiro, explicó que la ciudad -a pesar del desarrollo y de la modernización- se mantiene como un eje de una economía paralela. Indicó que es un territorio que provee de frutas al 56% de la provincia, constituyéndose como un eje de producción. 
La extensión cantonal es de 442,5 km2, que significan el 3.8% de la superficie total de la provincia de Imbabura. Narváez estimó que más de 4.800 hectáreas se encuentran cultivadas. 
Diego Cabezas, representante del Instituto de Economía Popular y Solidaria (IEPS), reflexionó que la actividad del trueque no solo se refiere al intercambio de artículos y productos. Reiteró que se trata de una práctica que promueve el intercambio de valores como la reciprocidad, solidaridad y asociatividad, "ya que privilegia al ser humano sobre el capital". 
Cabezas reiteró que el Ecuador, a través de la Constitución en su artículo 283, promueve un sistema social y solidario, que es lo que plantea este intercambio de productos o de servicios. 
Wilson Ramos, catedrático de la Universidad Andina, añadió que a través de un sistema ordenado se puede contemplar esta práctica para dejar a un lado el modelo extractivista de petróleo.  
Murillo coincidió con Ramos. Para ella, esta modalidad puede ser una alternativa para combatir la crisis ya que también se mantiene una actividad económica. 
Indicó que hace 3 años el Sistema de Investigación de Políticas Agrarias del Ecuador en conjunto con Agrónomos, el Movimiento de Economía Social y Solidaria y Veterinarios y Fronteras realizó un estudio para determinar el ingreso económico y el equivalente del trueque. 
Para esto se efectuó un sondeo y entrevistas a los productores y comerciantes. En la encuesta se determinó que se 'troquea' (intercambian) alrededor de $ 80 mil. A esta conclusión se llegó luego de un cálculo de cuánto cambiaron los comerciantes, qué cantidades de productos, etc. 
También se efectuó una estimación de acuerdo a la comercialización directa que se realiza en la provincia de Imbabura. En este caso, las organizaciones realizan 3 tomas (encuestas) al año, en las cuales están involucrados 600 productores de los cuales se intercambian artículos hasta por $ 100 mil anuales. 
Los principales productos de intercambio provienen de todas las regiones del país. En promedio son 50 alimentos. Los principales son plátano, guayaba, mango, yuca, también son los granos tiernos.
Esta práctica se llevará a cabo entre hoy -viernes 18 de marzo- y mañana durante el encuentro denominado "Trueque del Sol 2016-Solidaridad Ancestral", en el que participarán delegaciones de Ecuador y Colombia. 
Esta cita se realizará a propósito de la Semana Santa, tiempo en el cual los comerciantes podrán abastecerse de los productos para preparar los platillos típicos como la
Fanesca, el molo y las frutas en dulce. 
Rosa es una de las productoras que estará en la feria con sus verduras y hierbas. Ella está convencida de esta costumbre y trata de mantenerla en su familia. Su esposo Luis Escanta y su hija Sayana  le ayudan en la cosecha y también acostumbran a pagar deudas con estos productos. Ella indicó que en promedio recibe un salario de $ 500, pero gracias al intercambio de productos ahorra hasta $ 200 al mes, ya que entrega sus productos para recibir servicios como la atención médica. 
"Todos podemos practicar esta costumbre -reiteró- solo tenemos que ser más organizados". (I)
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: