Pago anticipado al Impuesto a la Renta genera diversas reacciones

- 04 de septiembre de 2020 - 21:26
Archivo

El decreto ejecutivo 1137 del dos de septiembre determina el pago anticipado del Impuesto a la Renta del ejercicio fiscal del 2020 para 1.068 empresas, es decir, para el 0,02 por ciento del total de contribuyentes en el Ecuador.  Se trata, según el Gobierno, de compañías que no se vieron afectadas por la pandemia y tuvieron utilidades durante el primer semestre de este año. 

El anuncio genera reacciones.  El analista económico Fidel Márquez precisó que una economía deprimida por la pandemia, serán 300 millones que no se invertirán en la reactivación productiva.  “Nadie puede negar que hay una necesidad por parte del Gobierno de estos recursos, pero la medida puede traer como consecuencia un efecto no deseado.  El empleo puede verse afectado ya que las empresas no tienen esa liquidez”, enfatizó Márquez. 

El experto en temas tributarios, Napoleón Santamaría, advirtió que si bien la medida cubre una necesidad actual, afectará el ingreso tributario del próximo período fiscal.  “El problema es que es pan para hoy, hambre para mañana. Porque al anticipar el impuesto, estamos creando un hueco en el 2021. No se está pensando en el futuro”, agregó. 

Pero además, recordó que los anticipos del impuesto a la renta constituyen crédito tributario y en estos momentos el Sistema de Rentas Internas acumula 400 millones dólares que debe devolver a universidades, personas de la tercera edad y empresas que declararon en exceso. 

La Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca pidió una revisión del decreto.  Su presidente, Diego Malo, ve difícil que las empresas puedan cumplir con el anticipo hasta el 11 de septiembre. “El anterior decreto permitía el pago en tres partes, ahora es uno solo y esto generará un círculo vicioso; se complicará aún más la reactivación y con eso la propia recaudación de tributos”. 

El Ejecutivo precisó que el dinero recaudado permitirá cubrir las obligaciones pendientes del sector salud, entre ellas pago a proveedores, mantenimiento de equipos, adquisición de insumos y medicamentos. 

El documento oficial detalla que no están obligados a este pago anticipado los contribuyentes que tengan su domicilio en Galápagos o que su giro de negocios corresponda a la actividad turística, al sector agrícola o acuícola, o la exportación habitual de bienes.

El nuevo decreto deberá pasar por el examen de la Corte Constitucional antes de su aplicación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP