Estudio revela abuso de la contratación bajo figura de régimen especial

- 04 de septiembre de 2018 - 00:00
El Gobierno prepara reformas a la Ley de Contratación Pública para restringir la modalidad especial.
Foto: Internet

Un estudio del Sercop y del Banco Mundial determinó que contratos valorados en $ 18.753 millones se adjudicaron sin competencia alguna.

La compra pública desde 2013 hasta 2017 no dio paso a una mayor competencia entre proveedores. Al contrario, en ese período el 73% de procesos tuvo un único oferente y, por tanto, no existió un proceso de puja a la baja.

¿La razón? Un estudio realizado entre el Servicio Nacional de Contratación (Sercop) y el Banco Mundial (BM) revela que se abusó de la contratación bajo la figura de régimen especial, que pese  a ser para casos excepcionales (como indica la ley) “su uso es recurrente”.

Es así que $ 18.753 millones de compras públicas se realizaron sin competencia. En 2013 el 52% de las adquisiciones se realizó a través de un solo oferente y en 2017 fue el 44%.

Apenas $ 3.271 millones corresponden a procesos que contaron con más de tres proveedores. El 16% de procedimientos se hizo con tres ofertas en adelante, recién en ese momento se genera ahorro.

La Ley de Contratación Pública permite usar régimen especial para atender circunstancias de emergencia, no planificadas, permitiendo la contratación directa. Pero la excepcionalidad no se cumplió en la mayoría de casos, dijo Silvana Vallejo, directora del Sercop.

No fue una práctica exclusiva del Gobierno Central,  sino que ocurrió en todos los niveles del Estado, especialmente en los gobiernos autónomos descentralizados (GAD), en los cuales se detectaron más abusos.

Uno de los hallazgos del  estudio fue que los precios obtenidos en régimen especial fueron, en promedio, dos veces más caros.
Esto ocurre porque cada entidad que usa esa figura contractual establece sus propias reglas, lo cual está amparado en la ley.

“Al analizar los precios en los cuales se contrató con régimen especial versus régimen común, si entraban a competencia, habría significado un ahorro de $ 1.400 millones”, aseguró Vallejo.

En 2017 se realizaron 19.092 contrataciones por régimen especial con un presupuesto de $ 2.148,4 millones, pero se ejecutaron $ 2.145,3 millones. El ahorro fue de $ 3,1 millones.

Por régimen común se hicieron 99.997 procesos, para los cuales se presupuestaron $ 3.945,8 millones y se ejecutaron $ 3.704,1 millones. La diferencia significó un ahorro de $ 241,7 millones.

Xavier Vizcaíno, consultor internacional que participó en el estudio, señaló que el ahorro por régimen común fue el 6,1% (de lo presupuestado) frente al 0,14% del régimen especial. “Con régimen común se ahorra 43 veces más que por el especial”, resaltó Vizcaíno.

Otro hallazgo de la investigación es que en 2016 el rubro de comunicación social fue el que más utilizó la modalidad de régimen especial. “Estamos hablando de miles de millones de dólares que se dieron a dedo”, señaló el consultor.

La categoría incluye contrataciones para espacios publicitarios para anuncios de radio y televisión (32%), servicios de planificación, creación y ejecución de campañas de publicidad (9,34%), servicios relacionados con la solicitud de espacios publicitarios en estaciones de radio y televisión (7,96%), producción de eventos (3,66%), servicios de venta de espacio en periódicos (3,59%).

El problema de contar con un solo oferente, explicó Vizcaíno, es que no se tiene con qué comparar ni de dónde escoger. “El comprador se acoge a las condiciones impuestas por el proveedor”.

Ante este escenario el Gobierno implementará restricciones a ese tipo de contratación especial. La meta es ahorrar $ 400 millones.

En los próximos días el Sercop presentará las reformas a la Ley de Contratación Pública. Las directrices son ampliar los controles automáticos a todas las modalidades de contratación, y aumentar la participación y concurrencia de proveedores, con el fin de conseguir precios más competitivos. (I)

Contratación
Relación frente al PIB
La compra pública en 2013 significó el 41,5% frente al Presupuesto General del Estado (PGE) y el 11,4% con relación al Producto Interno Bruto (PIB). Para 2017 fue el 19,6% frente al PGE y el 5,7% en comparación con el PIB.   
 
50 empresas tienen primera opción de compra desde el Estado como proveedores únicos.

Compras a fin de año
El 30% de las adquisiciones ocurren en el último trimestre del año. Los precios son más altos en noviembre y diciembre. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: