Con $ 46 millones se modernizarán los muelles de Manta

- 06 de noviembre de 2018 - 00:00
Zona en la que se construirán los muelles pesqueros en Manta.
Foto: Patricio Ramos | et

Primero se realizarán trabajos de dragado en una zona de 14 hectáreas; luego se construirán tres muelles pesqueros para mejorar el servicio de la flota atunera.

Con una inversión entre pública y privada de $ 46 millones, la operatividad de los muelles pesqueros del puerto de Manta experimentará un cambio de 180 grados.

En la actualidad se trabaja en una vía interna que cruza el patio 500 y que se dirige al redondel del Yacht Club, en la avenida Malecón. El objetivo es descongestionar el tráfico que se genera en el interior del muelle.

Según Luis Alfredo Ortiz, gerente de la Autoridad Portuaria de Manta (APM), entidad a cargo de los muelles pesqueros, la idea es que la nueva arteria sirva para evacuar la carga producto de la pesca, por el espacio interior de los predios de la APM.

Está previsto que en estas semanas se inicien los trabajos de dragado y que culminen en febrero de 2019. Previamente a esto se reubicaron las embarcaciones artesanales que antes estaban a 100 metros de los muelles y hoy yacen estacionadas a 400 metros de distancia.

El dragado se realizará  tras 40 años de espera y tiene un costo de $ 2,4 millones, recursos que están incluidos dentro de un préstamo de $ 24,5 millones otorgado por el Banco Mundial (BM).

De las actuales 14 hectáreas se extraerán 500.000 metros cúbicos de sedimentos, que serán arrojados en una especie de quebrada marina ubicada aproximadamente a 1,5 millas náuticas de la zona a limpiar.

Una vez culminadas las tareas, según Ortiz, se procederá a la construcción de tres muelles tipo espigón; dos medirán 225 metros de largo por 30 metros de ancho y serán financiados con el crédito del BM; el tercero de 145x30 metros costará aproximadamente $ 15 millones y se cubrirá con recursos fiscales.

Los rubros con los estudios se complementan con la fiscalización que llega al 7% del monto total de la inversión pública de $ 40 millones.

Además se edifica, a un costo de $ 1 millón, el nuevo espacio donde funcionará la policía antinarcóticos; es una inversión de Terminales Portuarios de Manta (TPM) el concesionario de los muelles internacionales del puerto manabita.

Esta infraestructura estará dotada de servicios como agua potable, zonas para abastecimiento de combustibles, sitios para alimentación, oficinas administrativas, vías internas. La empresa privada ingresa en este tramo de los servicios.

Para ello se proyecta una inversión que bordeará los $ 6 millones, añadió Ortiz. La infraestructura se desarrollará en un área de 18 hectáreas que serán rellenadas en la rada. Todo este novedoso equipamiento estará en su totalidad al servicio de los armadores pesqueros en 2020.

Después del terremoto del 16 de abril de 2016, el movimiento de carga a través de los muelles pesqueros se redujo en el 60% debido a los daños ocasionados por el sismo que resquebrajaron 400 metros de muelles, afirmó Ortiz.

Iván Ganchoso, representante del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), señaló que los trabajos en el puerto de Manta avanzan a buen ritmo entre TPM y APM.

Para ello, afirmó, se realizaron actualizaciones de estudios del proyecto en ejecución. Comentó que se gastaron $ 4 millones por concepto de demoliciones de infraestructura que quedó dañada a causa del sismo.

Estos proyectos generan 150 fuentes de trabajo, beneficiarán a 7.000 personas directamente e indirectamente a las 220.000 relacionadas con la actividad pesquera.

El pescador artesanal Olimpo Hormida, usuario de los muelles, dijo que en primera instancia reubicar a las embarcaciones da beneficios. Las naves ya no están amontonadas y ahora se puede navegar por el canal de acceso con mayor fluidez.

Para que todas estas obras se puedan realizar, especialmente la del dragado, tanto APM como la Capitanía del puerto desarrollaron un trabajo previo. La tarea fue socializar con los pescadores artesanales y los armadores pesqueros, dueños de barcos de casco de madera.

Había que moverlos, a una distancia prudente del sitio donde se realizará el dragado. Hoy están a 400 metros de la zona donde se desarrollará la extracción de sedimentos.

El pescador artesanal José Cedeño comentó que lo único que por ahora les preocupa es que de presentarse una estación lluviosa fuerte, las corrientes marinas puedan causar molestias, aunque no es frecuente, aseguró. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: