México se adhiere como miembro pleno de CAF y fortalece su presencia en América Latina

La CAF inició operaciones en 1970 con un capital de $ 25 millones por parte de los países fundadores: Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.
05 de noviembre de 2020 16:09

México ya es miembro pleno del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Este viernes 5 de noviembre se suscribió el acuerdo entre el presidente ejecutivo de la institución financiera, Luis Carranza; y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.

La firma se efectuó en el marco del 50 aniversario de CAF; con ello México tendrá mayor acceso a recursos financieros de largo plazo, cooperación técnica para su desarrollo sostenible y una silla permanente en el Directorio de la multilateral, entre otros beneficios.

Carranza Ugarte destacó que “esta es una muestra muy clara de la confianza depositada en CAF y de la voluntad e interés político del Gobierno de México en profundizar los vínculos de trabajo con la institución, así como fortalecer su relacionamiento e integración con los países de América Latina, lo que cobra especial relevancia en la coyuntura por motivo del covid-19”.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, recalcó la importancia de fortalecer la agenda internacional en los tiempos actuales donde el covid-19 ha hecho visible la necesidad de tener mayor cooperación entre naciones e instituciones. “CAF es una institución extraordinariamente noble con la idea de aportar al desarrollo de los países”.

México fue el primer país no andino en incorporarse como accionista Serie C a CAF en 1990, cuando los presidentes de la Comunidad Andina invitaron a los países miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) a formar parte del banco.

CAF ha otorgado a México líneas de crédito rotativas a favor de Nacional Financiera (Nafin), Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y al fideicomiso público Fondo Especial para Financiamientos Agropecuarios (FEFA).

En los últimos años se concretaron financiamientos estratégicos al sector de telecomunicaciones y a favor de la implementación de políticas públicas en materia de transparencia y mejora regulatoria.

Al respecto, a comienzos del año se formalizó un préstamo por $ 300 millones que establece un conjunto de acciones destinadas a reducir el costo de las regulaciones, disminuir los obstáculos y simplificar los trámites y servicios tanto para los ciudadanos como para las empresas.

CAF inició operaciones en 1970 con un capital de $ 25 millones por parte de los 5 países fundadores (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela). Hoy son 19 los países accionistas (incluyendo España y Portugal) y más de $ 47 mil millones en activos y alrededor de $ 13 mil millones de patrimonio. (I)