Manual garantiza la seguridad y la salud de los trabajadores bananeros

Esta herramienta para la industria de las musáceas, presentado en El Oro, beneficia a más de 145.000 personas que laboran en las plantaciones. El documento permite aclarar los procedimientos y optimización en el campo.
26 de mayo de 2018 00:00

Promover la seguridad y salud ocupacional en temas como: manejo de agroquímicos, fumigación aérea, seguridad social y enfermedades relacionadas con la actividad, son algunos de los objetivos del Manual de Seguridad y Salud para la Industria Bananera, que se presentó en El Guabo, El Oro.

La herramienta la difundieron los ministros del Trabajo, Raúl Ledesma, y de Agricultura, Rubén Flores, junto a John Preissing, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) en Ecuador.

Dicho manual está vigente bajo Acuerdo Ministerial N° 0108, emitido por la cartera del Trabajo, cuya finalidad es asegurar un ambiente laboral que garantice salud, integridad, seguridad, higiene y bienestar a los empleados de las bananeras.

Flores manifestó que la norma es una herramienta para entender el manejo adecuado de todo el proceso productivo del banano e identificar los potenciales riesgos. “Es hora de ordenarnos; el desafío de fondo será aplicar el manual éticamente”.

“Con el manual garantizamos que los productores conozcan los riesgos que tienen en el proceso productivo. La herramienta es parte de la generación de sustentabilidad social, económica y de seguridad ambiental del sector”, indicó el funcionario.

Este insumo, que consolida a Ecuador como pionero en la iniciativa, beneficia a más de 145.000 trabajadores de 163.039 hectáreas de banano, repartidas en alrededor de 4.787 productores.

El manual se socializará con los actores de la cadena agroproductiva del banano a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para que tengan un mejor conocimiento de los riesgos en las diferentes fases productivas de la fruta y las normas de seguridad e higiene a adoptar para garantizar la salud de los involucrados.

La iniciativa incluye recomendaciones dirigidas a formadores y trabajadores del sector sobre cómo gestionar el riesgo en las fincas del cultivo y cómo realizar su trabajo de forma segura.

El ministro Ledesma afirmó que se trata de un documento jurídico de cumplimiento obligatorio, que indica que en el país no existirá esclavitud laboral y que habrá miles de trabajadores protegidos.

“La iniciativa contribuirá a una producción y comercialización de banano social y ambientalmente sostenible, con mejoras en los niveles de vida para los trabajadores del sector bananero”.

Mientras que el titular de la FAO-Ecuador indicó que el manual está generado en el marco del diálogo entre productores, exportadores, trabajadores, asociaciones, gremios, sindicatos del sector bananero. Enfatizó que “es fundamental tener este tipo de guías enfocadas en asegurar un trabajo digno con producción sostenible”.

Richard Salazar, administrador de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), señaló que muchas empresas productoras ya aplican estas buenas prácticas agropecuarias en sus fincas, debido a que tienen certificaciones internacionales, como Global GAP y Rainforest.

“Gran parte de lo que contempla el manual ya se aplica. Para algunos casos será nuevo, pero para otros es una homologación de lo que se está haciendo”.

Comité paritario

En el ítem 6.1 del Manual de Seguridad y Salud para la Industria Bananera se destaca la constitución de un Comité Paritario de Seguridad e Higiene “para la aplicación de la política de prevención de accidentes y enfermedades laborales en la finca, de acuerdo con las normas y disposiciones de salud ocupacional para todas las empresas”.

Las funciones del Comité son: prevención, capacitación, investigación, vigilancia e inspección. Además, señala que sesionará ordinariamente cada mes y lo hará, extraordinariamente, cuando ocurriere algún accidente grave, o según criterio del presidente o a petición de la mayoría de sus miembros.

Además, el manual da un espacio importante en la existencia de riesgos: químicos, físicos, ergonómicos, biológicos, mecánicos, psico-sociales. En el sector bananero existe peligro en la preparación del terreno, en la siembra, en el mantenimiento del cultivo, en la cosecha y poscosecha, así como en el empaque y carga.

También reseñan los riesgos que hay en el control de la maleza con herbicidas, de enfermedades producidas por la fumigación terrestre y aérea, en el uso de bolsas y cintas tratadas y otras causas.

Entre las observaciones se sugiere que dentro del manual se elabore una segunda parte orientada a inconvenientes que se producirían en casos extremos, donde los trabajadores no estén directamente involucrados.

Por ello se recomienda que los ministerios de Ambiente y de Trabajo, y la Subsecretaria de Gestión de Riesgo participen en la elaboración de esos capítulos, ya que tienen la competencia para resolver daños mayores o casos especiales.

El consumo de banano en el mundo es de 100 millones de t

Datos de la FAO-Ecuador indican que de los cerca de 100 millones de toneladas de banano que se consumen cada año en el mundo, unos 20 millones son exportados.

De dicha cifra, alrededor de 6 millones salen de Ecuador, país elegido por la Iniciativa Bananera de Salud y Seguridad Ocupacional (Bohesi, por sus siglas en inglés) -coordinada por el Foro Mundial Bananero de FAO y las ONG Solidaridad y Banana Link-, como nación prioritaria para el desarrollo del manual. (I)

La herramienta fue financiada por la Sustainable Trade Initiative (IDH), con la colaboración de Banana Link. Foto: José Morán / El Telégrafo

Las labores en el campo guardan una serie de peligros para los trabajadores de las bananeras, que con la implementación del Manual de Seguridad y Salud se estima evitar.
Foto: José Morán / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado