Inversión extranjera revive en la América Latina

- 07 de junio de 2018 - 00:00
Apertura a los mercados e inversión en infraestructura motivaron el ingreso de divisas a países como Brasil, México y Argentina.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Con un crecimiento del 8% en 2017, la región se recupera luego de seis años, mientras que a nivel mundial este indicador decreció el 23%.

La inversión extranjera directa en el mundo crecerá hasta el 10% en 2018 tras sufrir el año pasado un significativo revés, lo que apunta a un repunte de los flujos de dinero a nivel global y América Latina mejora por primera vez en seis años.

La Agencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) señaló en su informe anual publicado este miércoles 6 de junio que tras el descenso del 23% de 2017, habrá un “crecimiento frágil” en 2018.

No obstante, los flujos globales de inversión extranjera permanecerán por debajo de la media de los últimos diez años, que ha sido de $ 1,55 mil millones, dijo el director de Inversión y Empresa de la UNCTAD, James Zhan, en rueda de prensa.

Unas proyecciones económicas más positivas, los volúmenes de comercio y los precios de las materias primas sugerirían normalmente un aumento más grande en la inversión extranjera directa (IED) en el mundo en 2018, pero los riesgos y la incertidumbre política abundan, señala el informe.

En especial se refieren a una “escalada y profundización de las tensiones comerciales”, que afectaría a la inversión en la cadena de valor global y a la reforma fiscal estadounidense.

La importante caída registrada el año pasado a nivel global en la IED se dio pese a la sustancial mejora de otras variables macroeconómicas, como el PIB mundial.

En parte se debió al descenso del 22% en el valor de fusiones transfronterizas de empresas en comparación con las grandes operaciones que influyeron en 2016.

El año pasado solo en América Latina y el Caribe la IED creció en el 8% ($ 151.000 millones). Sin embargo, la agencia prevé que los flujos de inversiones extranjeras hacia la región permanezcan en los niveles actuales o bajen a $ 140.000 millones.

La UNCTAD afirma que el crecimiento económico de este bloque es “tibio” por la incertidumbre económica y política. (I)

Suramérica
Brasil y Argentina destacan
En Suramérica la Inversión Extranjera Directa (IED) creció el 10% luego de la recesión de Brasil y Argentina. En el primer caso ascendió a $ 63.000 millones y en el segundo fue de $ 12.000 millones gracias a su política de atracción de inversiones.

48 por ciento creció la IED en República Dominicana, lo que contribuyó con el despunte de la región caribeña.

México se mantiene estable
En  este país, la inversión extranjera permaneció en equilibrio con $ 30.000 millones gracias a la industria automotriz. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: