El FMI evaluará trimestralmente los compromisos

- 25 de marzo de 2019 - 00:00

El Artículo IV publicado por la entidad realiza un balance detallado de la economía ecuatoriana y analiza las intenciones del Gobierno para corregir su economía.

El pasado 20 de marzo, el Fondo Monetario Internacional publicó el Artículo IV, que recoge un diagnóstico de la situación económica de Ecuador y las observaciones respecto al plan del Gobierno para corregir su déficit fiscal y acceder al financiamiento del organismo multilateral.

En el documento, el FMI condiciona la entrega de $ 4.200 millones al cumplimiento de varios parámetros, como la optimización de recursos en el sector público no financiero, en el que se incluye el valor de los subsidios para obtener un ahorro previsto de $ 3.506 millones, hasta finales de diciembre.

Además, exige un gasto en asistencia social de no menos de $ 1.040 millones al finalizar el año (ver infografía).

De acuerdo a los condicionamientos, el Banco Central no deberá comprar bonos emitidos por empresas de propiedad pública, ni proporcionar garantías al Gobierno, a las agencias públicas ni a ningún otro Estado.

El cumplimiento de estos y otros parámetros serán evaluados trimestralmente por técnicos del FMI.

Según las proyecciones del organismo, Ecuador tendrá un lento crecimiento en su economía, pues se prevé que el PIB cierre 2019 con -0,5%; 0,2% a 2020 y suba a 1,2% en 2021.

Según el diagnóstico, la caída del precio del petróleo en 2014 expuso los desequilibrios estructurales subyacentes de la economía, incluido el alto déficit fiscal primario no petrolero y el aumento de la deuda pública.

La herramienta señala que un repunte en los precios del petróleo registrado en 2017, así como los recortes en el gasto de capital; la congelación de la contratación en el sector público y la introducción de medidas fiscales temporales después del terremoto de abril de 2016, llevaron a una reducción del déficit fiscal a 4,5% del PIB.

Para 2018 los recortes al gasto de capital y un mejor balance del petróleo (en su mayoría debido a los mayores precios del crudo a principios de año) redujo el déficit a 0,9% del PIB.

Sin embargo, la confianza de los inversores se ha visto erosionada por los precios más bajos del petróleo e incertidumbres en torno a la medición precisa del nivel de la deuda pública.

El análisis del FMI señala que los gastos en sueldos y salarios, además de los subsidios al combustible son relativamente altos en comparación con países de la región.

Por otro lado, afirma que la cuenta corriente del Estado se ha ido ajustando al shock del precio del petróleo de 2014 y 2015, en gran parte a través de una compresión de las importaciones.

De allí que los desequilibrios externos implican una necesidad financiera bruta externa de $ 7,3 mil millones en los próximos 12 meses. Cerca de la mitad de ese monto proviene de próximos pagos de amortización presupuestaria a acreedores internacionales.

“Los desequilibrios externos de Ecuador son exacerbados por un nivel muy bajo de reservas internacionales que dejan al sistema dolarizado altamente vulnerable a un cambio repentino en los flujos de capital y shocks de los términos de intercambio”, dice el documento.

Respecto a la decisión de corregir la situación, el FMI destaca que el Gobierno diseñó un plan de política integral, cuyos objetivos son decrecer la deuda, crear reservas, restaurar la competitividad internacional y mejorar sustancialmente la asistencia social.

El plan del Gobierno, según mira el organismo internacional, prevé medidas para restaurar la autonomía del Banco Central, combatir la corrupción y aumentar la transparencia.

En la carta de intención que entregó Ecuador al organismo, el país se compromete a reducir el déficit fiscal y la masa salarial, reformas al sistema tributario, reducción de subsidios, monetización de activos que serán concesionados a socios privados, entre otras medidas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: