Presencia de flota pesquera en Galápagos fue rechazada en las calles y en la Asamblea

- 14 de agosto de 2020 - 21:44
Fotos: Juan Carlos Holguín

Diferentes colectivos ambientalistas protagonizaron plantones en Quito, Guayaquil y Galápagos. El objetivo fue exigir al Gobierno Nacional que tome acciones inmediatas para proteger las islas encantadas de la flota pesquera ubicada frente a esta zona protegida de Ecuador.

En la capital la manifestación se cumplió frente a la Embajada china, en las avenidas Atahualpa y Amazonas. En el puerto principal, se desarrolló en la avenida Francisco de Orellana, frente a la sede del Gobierno Zonal, en el norte de la urbe.

Aquí la agrupación Pacífico Libre, que congrega a varios colectivos, llevó su mensaje con pancartas y arengas, aprovechando los cambios de luz de los semáforos. Además, recogieron firmas de respaldo de la ciudadanía.

Ian Vargas, de Pacífico Libre, señaló que la convocatoria se efectuó ante "la poca acción que ha habido por parte del Gobierno, con planes a corto, mediano y largo plazo, que no se han visto. A pesar de que hayan comisiones trabajando, no se ha establecido nada".

El acivista reclamó acciones inmediatas pues la presencia de la flota conlleva distintos perjuicios para el país. "Contaminación plástica, también se han hallado residuos de tanques que a su vez, debido a la oxidación y a las pinturas de estos objetos, afectan toda el área de Galápagos".

Según Vargas, también las especies migratorias han sido perjudicadas. "Ellas no tienen fronteras. Simplemente transitan por el lugar y son pescadas, todo tipo de especies. Allá hay todo tipo de buques especializados en pesca y está afectando a toda la zona".

Acerca de la presencia de las ballenas jorobadas que llegan a la región costera ecuatoriana durante esta temporada, cuyo avistamiento se convierte en uno de los principales atractivos turísticos, dijo que les han llegado evidencias de que estos mamíferos y sus crías se están quedando varados en diferentes costas.

"Lamentablemente no se puede atribuir de primera mano a la presencia de la flota pesquera, pues nadie ha hecho una investigación. Debemos hacer un plan inmediato", puntualizó.



Comparecencia en la Asamblea

Por su parte, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, compareció ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea. El funcionario detalló que con el aporte del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar), se realizan investigaciones con el buque Orión, pero que el Estado necesita una nueva barcaza para mejorar las acciones.

Indicó que Ecuador firmó la Convención del Mar, que es la constitución de los mares que son conocidos como las Zona Económica Exclusiva (ZEE) continental y de Galápagos, que establecen la extensión de las zonas exclusivas. Entre estas dos zonas se presenta un corredor donde se ha registrado a las flotas extranjeras.

El Ministro fue enfático en señalar que ninguna flota ha ingresado a aguas ecuatorianas y por ello explicó que no han existido acciones de operación militar.

Según Jarrín, lo más probable es que "ingresen algunos de los pesqueros a la ZEE, en la cual sí tenemos jurisdicción, la capacidad de llevarlos ante la ley y la acción militar".

El asambleísta Cesar Rohón (PSC) consideró que el tema debe ser llevado ante la Organización de Naciones Unidas (ONU). "Ecuador debe presentar una demanda, esto lo faculta la Convemar (Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar)", indicó.

El ministro Jarrín dijo que una vez aprobado el presupuesto, la empresa pública Astilleros Navales Ecuatorianos (Astinave EP) construirá un buque multipropósito con capacidad de carga de un helicóptero y posibilidad de repostaje para lanchas rápidas, con gran autonomía de navegación.

Señaló que se encuentran a la espera del desembolso de recursos del Ministerio de Finanzas para la adquisición de un buque oceanográfico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP