Ministerio de Finanzas propone más controles al gasto público

- 02 de mayo de 2019 - 00:00
Foto: Internet

Las reformas a las leyes que se plantean en el Plan de Acción de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se preveían en la Carta de Intención entre el Estado y el FMI.

Disminuir de 15% a 5% el margen de modificación del Presupuesto General del Estado es la propuesta que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó, la noche del martes 30 de abril, en el Plan de Acción de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Esa es parte de las reformas al Código de Planificación y Finanzas Públicas (Coplafip) que la Cartera de Estado alista para “modernizar” el manejo del dinero estatal.

Actualmente, el Gobierno puede aumentar y rebajar los ingresos y gastos fijados en el Presupuesto General del Estado (PGE) hasta un 15% respecto a lo aprobado por la Asamblea Nacional.

De acuerdo a las ejecuciones presupuestarias de los últimos cinco años, en 2014 y 2016 el gasto del Estado se acercó al límite permitido.

Las reformas anunciadas por Finanzas ya se veían venir. La Carta de Intención que firmó Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI) plantea que el Gobierno debe restringir la “discrecionalidad gubernamental para enmendar presupuestos ya aprobados y que se cree un marco riguroso para la asignación de contingencias”.

José Hidalgo, director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo, calificó la propuesta como “atinada” porque se encamina a la transparencia fiscal. “Con ello se reduce la discrecionalidad en el manejo de los fondos públicos”, dijo.

Hidalgo considera que otro aspecto importante en el plan es la necesidad de fortalecer las reglas fiscales para que sean más estrictas, lo que evitará el crecimiento del gasto público.

Según el analista, el margen de 15% permitió que el gasto público “se dispare” en la década correísta. La reforma de 5% permitirá al Gobierno generar fondos de ahorro para épocas de vacas flacas, afirmó Hidalgo.

Homero Castanier, asambleísta de CREO, también considera que la iniciativa es “racional”. Afirmó que hasta ahora, la posibilidad del Ejecutivo de modificar hasta el 15% el presupuesto, aprobado en la Asamblea, “desbalancea las finanzas públicas con un velo de legalidad”.

Como resultado de la norma todavía vigente, el legislador detalló que el país no tenga un fondo para enfrentar emergencias, que haya sobreendeudamiento y que el déficit fiscal bordee los $ 7.000 millones del presupuesto anual. “Mientras más claras, rígidas y respetadas sean las reglas fiscales, un Estado tendrá finanzas sanas”, indicó.

Pero el analista económico Juan Pablo Jaramillo considera que imponer el límite anual de 5% es indiscriminado. Propuso que la regla planteada tenga una excepción para los presupuestos de educación. “Además, el presupuesto del sistema de salud no debe, bajo ningún motivo, reducirse en las modificaciones presupuestarias”, agregó.

Marcelo Varela, catedrático del Instituto de Altos Estudios Nacional, considera que las reformas planteadas por el Ministerio pondrán techos al gasto público y prioriza el pago de la deuda.  “Con esta propuesta no se piensa en imprevistos como de 2016”. El economista se refirió al terremoto del 16 de abril o los pagos por laudos a la Oxy y Chevron.

Sin embargo, el plan ministerial incorpora una reserva de contingencia que permita flexibilidad al presupuesto, pero no detalló el mecanismo de aplicación. (I)

Modernización
Propuesta de reformas  
El ministro Richard Martínez indicó que el plan presentado permitirá la recuperación de la economía mediante la modernización de los instrumentos para fortalecer la transparencia y la sostenibilidad de los recursos estatales.

17 medidas son parte del Plan de Acción de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Cambios llegarán en 2 meses
Hasta junio de 2019 se presentaría la ley reformatoria al Código de Planificación y Finanzas Públicas (Coplafip) al Legislativo. (I)