Exportaciones de crudo se reprogramarán

14 de abril de 2020 15:59

El martes 14 de abril de 2020 inicia la última exportación de 360.000 barriles de crudo que el país podrá cumplir dentro de la programación previamente establecida. A partir del 16 de abril, la comercialización dejará de ser atendida. Se tiene prevista una reprogramación de las exportaciones.

Debido a la declaratoria de fuerza mayor por la rotura del oleoducto SOTE se suspendieron contratos de crudo Oriente y crudo Napo. Se prevé reprogramar para mayo, 6 y 4 cargamentos respectivamente. Por lo pronto se atienden los requerimientos de los envíos al exterior que ya estaban programados, esto hasta que se agote el stock de crudo almacenado en Balao. Hasta el 8 de abril se contaba con 2,5 millones de barriles.

Pablo Flores, gerente de Petroecuador, explicó en una rueda de prensa digital que entrará en vigencia la cláusula de fuerza mayor, que son aceptadas por las partes. Esto permite reprogramar sin ninguna penalidad la comercialización. Además, los compradores siguen interesados en el crudo ecuatoriano.

“Asegurar la demanda de nuestro crudo con los contratos previamente firmados es una buena noticia para el país”, dijo Flores.

Mientras tanto, la reparación del oleoducto SOTE y el poliducto Shushufindi – Quito, ubicados en San Rafael, en los límites de Sucumbíos y Napo, se estima que termine antes de la fecha esperada, 30 de abril. Hasta el momento los trabajos tienen un avance del 20% y 50% respectivamente.

Cabe recordar que el 7 de abril, aproximadamente a las 19:20, hubo un deslizamiento masivo de tierra en el sector. En esa zona estaban soterrados, aproximadamente a 10 metros, el Oleoducto de Crudos Pesados (de administración privada), el oleoducto transecuatoriano SOTE y el poliducto Shushufindi – Quito.

Flores aseguró que Petroecuador contaba con los repuestos para la reparación, como tuberías de 26 pulgadas para el oleoducto transecuatoriano y tubería de 6 pulgadas para el poliducto. Muy poco se compró en el mercado nacional.

Además, debido al derrame se están realizando trabajos de reparación. Se calcula que al menos siete comunidades tienen afectación. Mientras concluyen los resultados de las mediciones del agua, la petrolera estatal ha entregado 80.000 litros de agua a las comunas.

Situación en las refinerías

Flores explicó que la refinería Esmeraldas tiene un daño en una de sus unidades debido al corte de energía que se produjo hace un par de días en varias ciudades del país. Esto causó daños en un compresor de aire FC1. Se los reemplazará con un compresor FC2 que le permite trabajar a la válvula no más del 65% de su capacidad. El repuesto requerido llegará en dos meses al país.

El resto de unidades están funcionando. Sin embargo, la Refinería está parada porque no hay crudo para procesar. Una vez que se repare SOTE se normalizarán las actividades. El volumen de procesamiento dependerá de la demanda que exista en el país.

Según Flores, en las últimas tres semanas, por ejemplo, la demanda bajó en un 80% en el sector automotriz y 93% el aéreo.

El stock de combustibles de Petroecuador está en un nivel alto. Si continúa la emergencia sanitaria, este stock dura más de 90 días. Y el GLP también estaría garantizado con las importaciones previstas.

Por otro lado, las actividades en la refinería La Libertad continúan paradas. El 3 de abril se declaró la emergencia ahí porque se presumía que dos trabajadores estaban contagiados de covid-19, lo que se corroboró días después.

Para esa fecha la Refinería no estaba trabajando en su capacidad de 45.000 barriles al día porque la demanda de combustibles en el país había disminuido. Funcionaba con 32.000 barriles. La reactivación del trabajo ahí dependerá de los resultados médicos de sus trabajadores. (I)

Foto: Cortesía Petroecuador
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado