El Estado ahorrará más de $ 2.000 millones en infraestructura vial

- 23 de abril de 2018 - 00:00

Bajo el modelo de alianzas público-privadas serán concesionados 21 corredores viales que representan el 38% de la red estatal. Las delegaciones de obra serán para 9 provincias de la Sierra, 6 de la Costa y 3 de la Amazonía.

Ecuador tiene previsto un ahorro de aproximadamente $ 1.900 millones por inversiones en infraestructura vial y alrededor de $ 500 millones en mantenimiento mediante un modelo de gestión basado en alianzas público-privadas (APP).

Bajo este modelo serán delegados 21 corredores viales que representan el 38% de la red estatal, entre los cuales se encuentran la carretera Santo Domingo-Quevedo con una longitud de 95,72 kilómetros que implica la rehabilitación y ampliación a 4 carriles, con una inversión de $ 728,39 millones; la vía Quevedo-Juján con una longitud de 93,96 kilómetros y una inversión de $ 663,19 millones.

También será delegado el viaducto sur Guayaquil con una inversión de $ 1.158 millones para la construcción de un puente con una extensión de 3,4 kilómetros y con una vía de 46 kilómetros que conecta al sur de la provincia donde están los puertos; el objetivo es favorecer a los transportistas pesados que llevan esa carga.

Se estima que el puerto de Guayaquil moviliza el 85% de la carga del Ecuador.

 Además, se prevén obras de mejoramiento de las carreteras Naranjal-Río Siete que recorre la provincia de Guayas; Latacunga-Quevedo en las provincias de Cotopaxi y Los Ríos; la carretera que une Ambato con Puyo; además del corredor Pifo-Y de Baeza entre Pichincha y Napo, entre otros (ver infografía).

“Las alianzas público-privadas son una importante apuesta del Gobierno y permiten que podamos duplicar los ingresos por inversión extranjera, por inversión privada, en el manejo de infraestructura que tiene el Estado”, manifestó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Paúl Granda en una entrevista realizada por Telediario.

El funcionario destacó que este tipo de modelo de gestión para atraer la inversión privada nacional y extranjera es posible concretar en el país, gracias al marco de seguridad jurídica del Estado.

El ministro Granda recalcó que concesionar no es de ninguna manera privatizar y que  la infraestructura siempre será del Estado y de los ecuatorianos, con la garantía en la calidad de los servicios.

Con el fin de asegurar la trasparencia de los procesos, el Ministerio de Transporte (MTOP) dará un seguimiento a las etapas establecidas desde la presentación de la iniciativa hasta la firma del contrato y su administración.

De acuerdo con la cartera de Estado, hasta el momento se han recibido varias cartas de interés de empresas nacionales e internacionales para desarrollar proyectos a administrarse bajo modalidad de asociación público-privada. Estas empresas podrán presentar sus ofertas técnicas, económico-financieras y legales dentro de la etapa del concurso, cuya fecha está aún por definirse.

Los índices financieros de rentabilidad se definirán de acuerdo a los modelos económicos de cada proyecto, dentro de los cuales, según el MTOP, se velará por que se precautelen los intereses de los usuarios y del Estado.

Respecto a la vía Alóag-Santo Domingo, que conecta a la Sierra con la Costa, recalcó que por decisión del presidente Lenín Moreno, se realizará una revisión integral no solo de ese importante tramo, sino de todo el eje vial que conecta a Quito con Guayaquil, lo que representa ampliaciones, mejoramiento de pazos laterales, entre otros puntos.

“Estas obras van a presentar importantes inversiones para Ecuador y se van a generar plazas de empleo”, afirmó el Ministro.

Indicó que el tramo tiene actualmente 2 carriles y que se ampliará a 4, esto se hará través de una alianza público-privada.

En 2017, el Ministerio invirtió $ 642 millones en 268 proyectos de carreteras en la red vial estatal y en infraestructura y equipamiento de aeropuertos.

Construcción y desarrollo de un sistema portuario
El ministro Granda destacó que dentro de las prioridades del Gobierno también se encuentra el desarrollo de un sistema integral de desarrollo en todos los puertos que operan en el país, para lo cual se ha trabajado en un plan de inversiones que superarían los $ 2.000 millones.

En este marco, el Plan de Desarrollo Portuario para el  Guayaquil es el modelo que se replicará en los demás puertos.

Para esta iniciativa se trabaja en el fortalecimiento vial entre Guayas y Santa Elena para dinamizar la movilidad de transporte de carga entre puertos, lo que estima una inversión de más $ 230 millones.

También contempla la recuperación de las esclusas del puerto de Guayaquil con fines turísticos y el desarrollo de un instituto tecnológico que brinde carreras afines a la actividad portuaria, comercio exterior. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: