El reemplazo de refrigeradoras mermará demanda de energía

23 de marzo de 2012 - 00:00

Unas 5.000 familias de Guayaquil se beneficiarán con el reemplazo de refrigeradoras antiguas e ineficientes por unas nuevas y ahorradoras de energía, lo que permitirá disminuir la demanda de electricidad en el país.

El Plan Renova sustituirá 330.000 neveras a nivel nacional en los próximos 5 años, con una inversión de $ 116,2 millones. Además, con la ejecución de este proyecto se fortalecerá la industria nacional, disminuirán las importaciones. Igualmente, las facturas por consumo eléctrico de los ciudadanos beneficiados se verán reducidas significativamente.

El Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) y la Empresa Eléctrica de Guayaquil retomaron el lanzamiento del programa renova refrigeradora, que impulsa el Gobierno, para beneficiar a las familias más pobres del país.

Otto Suárez, subsecretario del Litoral, señaló que el objetivo del programa es cambiar los equipos de consumo energético ineficientes, establecido mediante Decreto Ejecutivo 741 en abril del año pasado por el presidente  Rafael Correa y al mismo tiempo proteger al consumidor.

En esta iniciativa participan cinco ministerios (Industrias, Electricidad, Ambiente, Finanzas y Coordinador de la Producción), así como el Banco Nacional de Fomento, las Empresas Eléctricas de Distribución y las compañías fabricantes Induglob y Ecasa.

El funcionario recalcó que con el cambio de las refrigeradoras, que tienen muchos años en el mercado, por equipos modernos se reduce la demanda de energía y de potencia eléctrica en el país.

Los beneficiarios serán los clientes residenciales cuyos consumos eléctricos no superen los 200 kWh/mes, que representa un 83% del total  de los 3’800.000 usuarios.

Las refrigeradoras que se entregarán a quienes califiquen al programa son clase A, de fabricación nacional y de 10-12 pies cúbicos, dos puertas, no frost(no producen escarcha). Las personas de la tercera edad y con discapacidad  tendrán prioridad.

La Empresa Eléctrica de Guayaquil realizó previamente un censo y una evaluación de los abonados que cumplen los requisitos para adquirir los nuevos artefactos.

Alberto Tama, titular de la empresa, recomendó a los usuarios que no pueden acceder a estas refrigeradoras que a la hora de adquirir un equipo nuevo constaten en la parte posterior las especificaciones, pues en estas está la información sobre su eficiencia y los niveles de consumo de electricidad.

El programa inició el año pasado en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde 6.000 refrigeradoras están siendo reemplazadas.

Genoveva Saltos, ama de casa, es una de las interesadas en el programa. “Yo tengo una que no me sirve porque consume mucho y quiero ver si me la pueden cambiar”, dijo Saltos, quien tras llenar la solicitud de inscripción  deberá también demostrar que ha cumplido los 12 últimos pagos de luz, así como tener un consumo no superior a los 200 kW por mes.

El antiguo aparato debe  tener más de 10 años y funcionar bien  para adquirir un crédito de hasta 36 meses, al 5% de interés que se pagará mensualmente a través de la planilla de luz. Los viejos aparatos pasarán a chatarrizarse y el gas que contienen será extraído para evitar daños ambientales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP