EE.UU. acelera las negociaciones de acuerdos comerciales

- 16 de mayo de 2018 - 00:00
Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE.UU. espera que la relación entre Trump y Xi Jinping facilite un acuerdo.
Foto: AFP

Reuniones con la Comisaria Europea de Comercio y con el Viceprimer Ministro chino son claves. Trump además pidió “llegar rápido” a un acuerdo sobre el TLCAN.

EE.UU. corre contrarreloj para alcanzar acuerdos con la Unión Europea (UE), Canadá, México y China al agotarse desde esta semana los plazos clave para negociaciones comerciales, especialmente para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Estaba previsto que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, reciba este martes a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, para discutir sobre los aranceles al acero y al aluminio que fueron provisoriamente suspendidos por la Casa Blanca hasta el 31 de mayo.
“A medida que nos acerquemos al plazo del 1 de junio espero que lleguemos a una conclusión razonable. Si no fuera así, los aranceles entrarían en vigor”, dijo Ross.
La Casa Blanca aceptó el 1 de mayo extender por un mes la exención del cobro de esos aranceles a la UE por considerar que ambas partes podrían salvar las diferencias.  
Washington exige una gran apertura del mercado europeo. De su lado, Bruselas reclama una exención “completa e incondicional” antes de iniciar otra negociación.
Las tratativas transcurren en un clima tenso luego de que Washington se marginó del acuerdo sobre el programa nuclear de Irán.
Este martes Estados Unidos también emprendería  negociaciones comerciales con el viceprimer ministro de China, Liu He, quien estará en Washington hasta el sábado.  
“Espero que las relaciones personales entre el presidente Donald Trump y el presidente chino (Xi Jinping) faciliten un acuerdo”, dijo Ross.
En la mesa de negociaciones estará, además del reclamo de Washington de reducir su déficit comercial con China, el caso del gigante de las telecomunicaciones del país asiático ZTE.

Trump ordenó a Ross buscar una salida a esa crisis y eso podría pesar en la obtención de un compromiso más global sobre los intercambios bilaterales. Los días que se avecinan son especialmente cruciales para el futuro del TLCAN, tratado que Trump considera nefasto y que forzó a renegociar so pena de retirar a su país.  

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, emplazó a la administración Trump a llegar a algún acuerdo sobre el TLCAN antes de la noche del jueves 17 de mayo si quiere que el Congreso pueda votarlo.

El 6 de noviembre habrá elecciones legislativas que pondrán en riesgo la actual mayoría de los republicanos en el Congreso. Si gana la oposición demócrata las negociaciones del TLCAN tendrán otra dinámica.

Hasta el jueves incluso Trump cuenta con la “vía rápida” que permite que el Congreso vote acuerdos comerciales sin tener la posibilidad de modificarlos.  

Como el Congreso no ha dado señales de extender la vigencia de la “vía rápida”, las negociaciones del TLCAN pueden demorar más meses a partir del viernes.

“Si no hacemos progresos rápidamente, no los haremos antes de fin año o tal vez nunca”, admitió la semana pasada Ross.

El lunes, Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijeron que están dispuestos a llegar “rápidamente” a un acuerdo.

Las negociaciones ahora están bloqueadas por las “reglas de origen”. Washington exige que los autos fabricados en los países del TLCAN tengan más componentes estadounidenses para ser importados sin aranceles. (I)

Caso ZTE
Sanciones desde EE.UU.
EE.UU.  acusó a la empresa de telecomunicaciones ZTE de violar los embargos comerciales contra Irán y Corea del Norte. Se ordenó en abril que las empresas dejen de suministrar componentes de  ZTE durante siete años.

80 mil personas emplea ZTE en EE.UU. Uno de sus clientes es Qualcomm, con sede en Califormia.

Afectaciones a la empresa
La sanción económica a ZTE sumaba $ 1.100 millones por lo que la compañía anunció el cese de sus actividades. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: