Cerca de $ 1.000 millones extras para el país por precios del petróleo

- 22 de mayo de 2018 - 22:47
El precio del petróleo ecuatoriano se cotizó en $ 71,90 el barril el 21 de mayo de 2018.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Los valores excedentes y su uso no aparecen en los registros del Ministerio de Finanzas. Ecuador cerró la renegociación de los contratos de preventa petrolera.

Un total de $ 968,6 millones adicionales en ingresos petroleros ha recibido Ecuador entre mayo de 2017 y mayo de 2018 debido al aumento que experimenta el precio internacional del crudo.

El excedente se obtiene de la diferencia entre el valor estimado en el presupuesto general del Estado (PGE), calculado en $ 41,92 por barril para 2018, y el costo final de comercialización.

En abril el precio del WTI (crudo marcador para Ecuador) cotizó en un promedio de $ 66,33 por barril, mientras que el petróleo ecuatoriano vendió los crudos Oriente y Napo en $ 62,87 y $ 56,75, respectivamente.

Los cerca de $ 1.000 millones adicionales conseguidos son ingresos netos que no se reflejan en los registros del Ministerio de Finanzas.

El pasado 18 de mayo, Richard Martínez, titular de esa cartera de Estado, manifestó su preocupación al respecto, pues al parecer, dijo entonces, se debe a un aspecto contable en Petroecuador.

Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos, aclaró que la contabilización, uso y destino de los recursos es competencia de Finanzas.

Ambas autoridades analizaron la situación a puerta cerrada la tarde del lunes 21 de mayo.

A las arcas fiscales ingresaron $ 250 millones por ingresos petroleros durante el primer cuatrimestre de 2018, de acuerdo a estadísticas del Observatorio de la Política Fiscal (OPF).

Si existe un excedente quiere decir que las empresas petroleras del Estado (Petroecuador y Petroamazonas) han pagado deudas o han usado el dinero para sus operaciones, analizó Jaime Carrera, secretario técnico del Observatorio.  

El Ministerio de Finanzas y las petroleras, opinó Carrera, deben afinar las cifras, pues resulta incomprensible que con un precio del petróleo en $ 60 ese flujo de ingresos no se vea reflejado en la caja fiscal.   

Ecuador busca aprovechar el incremento del crudo aumentando la producción diaria a 538.000 barriles.

Actualmente la producción nacional es de 513.000 barriles, por debajo de los 520.000 barriles establecidos como límite por la OPEP.

Para lograrlo, Pérez indicó que en los próximos meses se incorporará la producción de los campos del Bloque 43-ITT y de Sacha, considerados la joya de la corona.

El bombeo podría incluso sobrepasar la cuota de la OPEP compensando lo que de momento no se produce, señaló Pérez.

Cinco logros en preventas

La renegociación de los contratos de venta de crudo a largo plazo con las empresas Unipec, Petrochina y Petrotailandia llegó a su fin. Este martes 22 de mayo autoridades ecuatorianas suscribieron el acta oficial con representantes de las compañías.

Cuatro acuerdos importantes se consiguieron beneficiando al país con $ 561 millones adicionales.

Pérez, además, informó que se liberaron 50 millones de barriles para que Ecuador los venda en el mercado spot obteniendo alrededor de $ 3.500 millones. Cambió la fórmula de precio considerando el valor del WTI de alrededor de tres días de la fecha de la transacción.

El ajuste de calidad se determinó con el factor Coque 40 más un premio según el índice de toneladas métricas.

El flete incorporará a buques más grandes (Panamax y Aframax) y su costo dependerá del tipo de embarcación que transporte el crudo ecuatoriano. Y, por último, se mejoró el premio para el hidrocarburo nacional en $ 0,90 por barril.

La negociación, especialmente en lo relativo al transporte, se llevó adecuadamente, comentó Xavier Orellana, exviceministro de Comercio Exterior.    

A su criterio este tipo de acercamientos con las empresas debe enmarcarse en un esquema ‘ganar-ganar’ tratando de equilibrar los beneficios para ambas partes, pues si las empresas no están de acuerdo pueden acudir a un arbitraje internacional.

Auditoría a hidroeléctricas

Las ocho centrales hidroeléctricas construidas por el anterior gobierno serán auditadas por la Contraloría General del Estado (CGE). Esta será una de las primeras acciones de Pérez, ahora también como titular del sector eléctrico.  

“La única manera de salir de la duda es verificar que estos proyectos fueron hechos adecuadamente, que no tengan problemas técnicos, que cumplan con las especificaciones originales, que tengan la producción que dicen y que se cumplan los plazos comprometidos”, dijo Pérez.

A la fecha tres de los ochos proyectos emblemáticos se encuentran operativos: Coca Codo Sinclair, Sopladora y Manduriacu.

Sobre Coca Codo Sinclair, del cual días atrás algunos medios de comunicación manifestaron que presentaba fisuras, el Ministro dijo compartir esas inquietudes e indicó que se reuniría con todo el equipo técnico para conocer la situación real de la hidroeléctrica a la que también visitará la próxima semana.

“Queremos asegurarnos de que las garantías de los proyectos no se pierdan por la demora que pueda haber en resolver los problemas que hemos encontrado. Que la empresa mantenga la responsabilidad hasta que el proyecto sea entregado a satisfacción y que exista garantía postproyecto”.

Los plazos previstos para la entrega de las otras hidroeléctricas pendientes tampoco se cumplirán. Por ejemplo, Pérez indicó que Delsitanisagua, prevista para agosto, presenta problemas con las bombas de enfriamiento de las turbinas.

Ya se pidió a la empresa que las reemplace, lo que postergará la fecha de entrega al menos seis meses. Otro proyecto que está “extremadamente atrasado” es Quijos, que al momento registra un avance del 46,72%.  

Toachi Pilatón, aunque con el 95% de avance, presenta inconvenientes ya que no se había completado el proceso de terminación unilateral del contrato.

Pérez comunicó que se llegó a un acuerdo con la empresa rusa Inter Rao, encargada del proyecto, para que retome el proyecto y lo termine mientras se resuelve el litigio.

La central San Francisco sí se inaugurará en agosto, aseguró el funcionario. “Es de los pocos proyectos que está andando relativamente bien”.

Proyecto de cocción eficiente se reprograma

Nuevamente el programa de cocción eficiente será reorientado. Esta vez el Gobierno concentrará sus esfuerzos en la difusión y promoción, ya no en la comercialización de las cocinas de inducción.

Al momento se han sustituido 80.000 cocinas a gas por electrodomésticos de inducción. “El negocio del Ministerio de Electricidad no es vender cocinas, dejen eso para la empresa privada”, expresó Pérez.

Andrés Oquendo, miembro del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha (Cieepi), ve con buenos ojos que no se rescate al programa, pues el país posee la suficiente capacidad generadora de energía para abastecer a ese y otros segmentos.

El principal problema de la iniciativa fue que se limitó la participación del sector privado, se politizó la comercialización de las cocinas, y se pusieron metas difíciles de conseguir en tan corto tiempo, observó Oquendo.

El gobierno anterior lanzó el proyecto en 2014 y se propuso sustituir al menos tres millones de cocinas de gas hasta 2018. (I)

Cita en la OPEP
Ecuador dará su respaldo
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidirá en junio si mantiene el recorte a la producción mundial de crudo que ha influido en los precios altos. Ecuador apoyará la decisión que adopte el organismo.      

17 de junio, Carlos Pérez viajará a Viena (Austria) a la reunión de ministros de la OPEP.  

Refinería de Manabí
Durante su estadía en Viena, Carlos Pérez dialogará con inversionistas interesados en la Refinería de Manabí. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: