Miradas contrapuestas frente a la tasa aduanera

- 14 de mayo de 2018 - 00:00

A pesar de que los sectores productivos apoyan el combate al contrabando y la subvaloración, difieren en que la medida del Senae sea mecanismo adecuado.

-------------------------------------

 Christian Cisneros, representante de la pequeña y mediana industria 

Foto: Miguel Jiménez/ EL TELÉGRAFO

El Director de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria de Pichincha (Capeipi) defiende la tasa de control aduanero como medida para proteger la industria nacional y combatir la defraudación fiscal. Sin embargo, no deja de preocuparle que la resolución de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) afecte las relaciones comerciales.

¿Cuál es su posición respecto a la tasa aduanera?

Consideramos que el Estado debe regular y controlar el ingreso de productos importados porque este tema afecta a la producción nacional. Al mercado han entrado productos chinos, como por ejemplo corbatas o zapatos con precios irrisorios y esto afecta a los productores nacionales.

¿Considera que es un impuesto?

Es una herramienta impositiva recaudatoria, pues se grabó a materias primas y a productos importados, lo que generó  molestia en pequeños y medianos industriales.

Luego de talleres de trabajo con el Servicio Nacional de Aduanas se difuminó esta inconformidad al ver que no afectaba mayormente al sector y lo que se buscaba era combatir al contrabando. Se venden camisas, zapatos o alimentos a un precio 50% o 60% menor que lo que producimos en el país y eso hay que combatir.

¿Por qué el Senae debe cobrar por el servicio cuando combatir el contrabando es una de sus funciones? 

Hay que seguir teniendo tasas, aranceles, que impidan no solo el contrabando sino también el producto importado. Mientras más importamos, más salida de divisas tenemos y eso afecta a la dolarización.

Sin embargo, la CAN realizó ya una advertencia a Ecuador...

La tasa ha permitido recaudar unos $ 25 millones que no es un volumen muy interesante. De alguna manera se ha incrementado el control al contrabando, pero la medida podría afectar al comercio (con la CAN). Nosotros como pequeñas y medianas empresas exportamos hacia Perú y Colombia. Si esos países también nos graban un arancel, entonces sí perderemos mercado.

Si la tasa se elimina por el efecto contraproducente a nuestras exportaciones se debe considerar otro mecanismo para proteger a la industria y combatir el contrabando. (I)

-------------------------------------

José Tatés, director de la Cámara de Comercio de Tulcán

Foto: cortesía Cámara de Comercio de Tulcán

Según el representante de las cámaras de comercio de esta ciudad, muy cercana a la frontera con Colombia, no debería haber en el país una tasa aduanera sino mecanismos que permitan regímenes exentos de impuestos y cargas arancelarias para así dinamizar la economía.

¿Cuál es su opinión sobre la tasa aduanera?

Considero que esta tasa ha afectado mucho a las importaciones porque lo que ha hecho es encarecer el precio de todos esos productos que pasan por frontera y que no se quedan acá, sino que se dirigen hacia el interior del país.

La preocupación del gobierno fue combatir el contrabando que afecta a todo el país

Estamos de acuerdo con que el contrabando debe combatirse desde todo punto de vista. Por ejemplo, acá los productos que entran como electrodomésticos no se quedan en el Carchi, pero sí productos agrícolas y eso lo hemos denunciado ya que afecta mucho a los productores de la zona.

¿Entonces estarían de acuerdo con un mecanismo de control al contrabando?

Pero no con la imposición de tasas o impuestos que encarecen los precios de los productos. Creo que no debería haber estos mecanismos que significan sobrecostos de los productos que se importan.

Esto no es ventajoso para el país. Incluso la Comunidad Andina de Naciones (CAN) se ha opuesto a ello. Se debe impulsar otras iniciativas que tuvieron éxito como la Canasta Comercial Fronteriza que permitía a comerciantes importar productos como celulares, televisores, línea blanca, sin salvaguardias ni aranceles desde Colombia y venderlos en Ecuador, pero pagando impuestos.

¿Qué otras propuestas plantean ustedes para desmotivar el contrabando y la defraudación?

Como Cámara de Comercio de Tulcán presentamos la posibilidad de crear un régimen especial de frontera que consistiría en poder importar, no solo desde Colombia sino desde cualquier parte del mundo productos que puedan negociarse en Tulcán, para evitar que la gente vaya a comprar a Colombia.

Esto implicaría la importación de productos exentos de aranceles y de normativas, lo que dinamizaría la economía y desmotivaría el contrabando de productos en el país. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: