Ciudades europeas reaccionan contra firma

- 27 de julio de 2018 - 00:00

El conflicto entre el sitio web y el sector hotelero e inmobiliario no es reciente y en Europa ya se aplican medidas para frenar el crecimiento de Airbnb.

París inició procesos legales contra esta firma y otra similar llamada Wimdu. Además, el Parlamento francés votó en junio sanciones contra los propietarios que actúen ilegalmente e impuso las primeras multas para las plataformas.

En España, algunas ciudades limitan a este tipo de alquileres a las plantas bajas de los edificios, mientras que Palma de Mallorca se prepara para prohibirlos definitivamente.  

Por otro lado, Ámsterdam firmó un acuerdo en 2016 con Airbnb para que ningún piso pueda alquilarse más de 60 días al año.

En Alemania, el ayuntamiento de Berlín, donde los precios del mercado inmobiliario subieron fuertemente en los últimos años, aprobó una política estricta: solo se permitirá alquilar una habitación dentro de cada piso.

Finalmente, en un territorio cercano, Colombia, se inició este mes el recargo del IVA (19%) a las plataformas digitales como Uber, Netflix, Cabify, Deezer y Airbnb.

La aplicación de este arancel genera un panorama de equidad entre los negocios digitales y tradicionales, y además permite la “paridad” y “darle fuerza” a estas nuevas economías, dijo a EFE el especialista tributario Andrés González. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: