El ciberrobo se evita al cuidar las contraseñas

- 12 de septiembre de 2019 - 00:00
Foto: El Telégrafo

Ante el crecimiento de los pagos en línea, es importante prevenir los ciberdelitos. Expertos aconsejan cambiar las claves frecuentemente.

La implementación de la Billetera Móvil (BIMO) es otro de los servicios que facilitarán la experiencia de los usuarios que prefieren el uso de la tecnología para sus transacciones.

Para Martín Fuentes, gerente de Seguridad de CenturyLink para América Latina, el uso de BIMO adentra al Ecuador a una era digital que está a la par de otras regiones.

“En Estados Unidos es muy común el uso de pagos a través de canales electrónicos, incluso a través de los servicios de códigos QR. En Argentina, Chile y Colombia se está desarrollando con éxito”.

Según el experto, el uso de esta tecnología ya no forma parte del futuro sino del presente, especialmente en Latinoamérica, donde ha crecido la demanda de aplicativos bancarios.

José Luis Jaime, ingeniero comercial del sector privado, asegura que no recuerda la última vez que ingresó a una agencia bancaria. “Llevo varios años haciendo transacciones, compras y pagos a través de internet. Ayuda mucho porque ganas tiempo”.

Según un informe sobre el Estado de la Ciberseguridad en el sector bancario en América Latina y el Caribe, elaborado por la Organización de Estados Americanos, de los clientes de las 911 instituciones financieras consultadas, el 73,86% utiliza computadora portátil para las transacciones y el 62,66% usa smartphone.

El informe señala que la seguridad es uno de los aspectos que más preocupan a los usuarios.

Para evitar ser víctima de estafas y robos, Fuentes recomienda utilizar contraseñas fuertes con secuencias de al menos ocho caracteres que combinen letras en mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.

Además, aconseja no usar la misma clave para los diferentes servicios en línea y registrar solo la cuenta de una tarjeta de crédito (de tener más de una), especialmente la que posee menor cobertura.

Fuentes sugiere cambiar con frecuencia las claves y aprovechar los sistemas de seguridad, como huellas digitales y faciales.

Para Pedro Chavarría, director de pagos digitales para Latinoamérica en Mastercard, es importante que los cibernautas estén atentos a qué paginas visitan y cómo y dónde guardan la información para evitar la delincuencia en la web.

Chavarría considera que la digitalización hace que el mundo esté más conectado, pero estas nuevas opciones de pagos y compras deben tener sistemas seguros.  

Desde 2018, Mastercard aplica la tokenización en el comercio electrónico. Al agregar el consumidor su tarjeta en los pagos electrónicos, explica Chavarría, Mastercard oculta el número de la tarjeta y la registra con un código nuevo y diferente para cada transacción. De este modo nadie podrá robarse el número de la tarjeta original.

El miércoles Mastercard presentó esta tecnología a Ecuador. Será utilizada inicialmente en las tarjetas emitidas por el Banco Procredit. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: