“El discurso de antiminería es demagógico”

- 09 de abril de 2018 - 00:00
Martín Carroti, especialista en temas mineros
Foto: John Guevara / et

El experto argentino considera que hacer una minería responsable es posible, pero el Estado debe controlar.

Con miras a que la minería genere más de $ 4.500 millones en inversiones en el país en los siguientes cuatro años, el ministerio del ramo organizó el primer Foro Internacional “Ecuador Minero por buen camino” para exponer la política ecuatoriana y escuchar las experiencias internacionales.

En este marco, el especialista argentino en temas mineros, Martín Carroti, conversó con EL TELÉGRAFO acerca de lo que considera una minería responsable.

¿Usted participó en el Foro Internacional “Ecuador minero por buen camino” ¿Hay un buen camino para hacer minería?

Por supuesto, el buen camino es hacer minería correctamente. Es decir, minería ambientalmente sustentable, con el debido cuidado a trabajadores, al medio ambiente y con la participación de la comunidad. Es la única posibilidad de hacer minería.

Grupos ambientalistas critican a la minería responsable, dicen que solo es un discurso, que no existe este tipo de prácticas. ¿Usted qué opina?

Existe la minería responsable y en muchas partes del mundo. Grandes países mineros como Suecia o Finlandia tienen estándares ambientales de primer nivel y una parte importante de su economía es producto de la industria minera. Sí existe, se puede hacer y se debe hacer.

Todo lo que existe a nuestro alrededor ha sido hecho con productos mineros. La minería es la primera actividad industrial del hombre y así seguirá.

¿Cuál es su lectura de la política minera que fomenta el Ecuador, que busca que la actividad sea el eje central de la economía?

Ecuador está convocando para montar una industria que genere trabajo,  infraestructura, exportaciones y que traiga inversiones. Esa industria debe tener todos los controles del Estado, tiene que hacerse de manera sustentable, social y ambientalmente responsable. Ecuador lo quiere hacer sin renunciar a otras de las grandes virtudes del país como su legislación y una tradición del respeto al medio ambiente. Ambas cosas se pueden hacer.

¿Cómo abordar y combatir la minería ilegal que aún es un gran problema en el país?

La minería ilegal que se ha realizado durante años en Ecuador ha hecho mucho daño. El campesino también hace minería porque sus padres y abuelos lo hicieron, pero muchas veces los procesos son informales e ilegales.

El problema es que encima de esta gente se montan  mafias y organizaciones que los explotan.

La solución y, ojalá podríamos aplicarla en todos lados, es que la minería ilegal sea formalizada.

Ese obrero tiene que trabajar de forma ambientalmente responsable y el Estado está obligado a facilitarle el acceso a las herramientas y a la tecnología, para poder producir más y mejor.

Una vez que ese trabajador se convierta en un minero artesanal o forme una cooperativa minera, el Estado debe combatir con todo su poder a los grupos ilegales y a las mafias.

¿Por qué cree usted que los grupos antimineros se oponen a la minería industrial con marchas pero no  dicen nada frente a la minería ilegal?

Existen varias razones: primero que la minería ilegal no es extorsionable, mientras que la minería legal sí. Es más fácil extorsionar a una empresa que a un minero artesanal.

En segundo lugar se oponen a la minería porque se ha instalado la antiminería como algo políticamente correcto. Es un discurso demagógico para ganar elecciones y para quienes quieren vender ideología. Hay que convivir con esa posición, dialogar con esos grupos, pero el objetivo de estas personas en el fondo nunca es cuidar el medio ambiente. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: