Unite Gallery Error:

Gallery with alias: 16_09_18_industria not found

La industria ecuatoriana prevalece en el Bloque 43

- 16 de septiembre de 2018 - 00:00
En el taller de la empresa Conspeccime, ubicado al nororiente de Quito, dos técnicos soldadores trabajan en una de las piezas requeridas por Petroamazonas.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

La mayor parte de la infraestructura y equipos de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) provienen de talleres ecuatorianos que cumplen con certificaciones internacionales. Petroamazonas selecciona a los contratistas mediante licitaciones públicas. Los contratos con las compañías nacionales superan los $ 230 millones. La petrolera pública estima que la producción diaria del bloque superará la meta de 80.000 barriles para este año.

El 87,10% de las facilidades (instalaciones y tanques) del Bloque 43 (B43), en donde se encuentran los campos Ishpingo, Tiputini y Tambococha (ITT), fue elaborado en el país.

Petroamazonas, empresa pública responsable de la operación, tiene contratos con firmas nacionales por $ 232,8 millones frente a $ 3,2 millones de internacionales y $ 31 millones de mixtas, sumando un total de $ 267,3 millones.

En el último recorrido que  hizo por el lugar el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, junto a medios de comunicación, el 8 de agosto, destacó que los aparatos con los que opera el bloque en su mayoría no son importados porque las industrias ecuatorianas trabajan con los mismos estándares de calidad que las extranjeras.

En el taller de la empresa Conspeccime, ubicado al nororiente de Quito, dos técnicos soldadores trabajan en una de las piezas requeridas por Petroamazonas. Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

El beneficio de esto, dijo entonces, deviene en tres aspectos: se privilegia a la industria local, hay sustitución de importaciones y menos divisas salen del país.

El Bloque 43-ITT, ubicado  en la provincia de Orellana, cuenta con reservas cercanas a 1.7 billones de barriles.

La explotación de crudo se inició en septiembre de 2016 y hasta agosto de 2018 ha generado más de $ 1.000 millones de renta petrolera. Se  estima que los ingresos superen los $ 5.000 millones entre 2019 y 2021.

Actualmente los campos del ITT son los únicos en los que invierte el Gobierno, a través de Petroamazonas.

En 2018 alcanzó una producción de 77.333 barriles al día con un costo operativo de $ 2,85 por barril.

Las autoridades de hidrocarburos, en su afán por incrementar la producción nacional, pusieron como meta alcanzar los 80.000 barriles al finalizar 2018.

Pero todo apunta a que se superará esa cantidad y se aproximará a los 90.000, indicó Álex Galárraga, gerente de Petroamazonas.

Actualmente la petrolera ejecuta en el campo un plan para instalar tres tanques  especiales que separen el crudo del agua y gas.

Se denominan tanques trifásicos y tienen capacidad para procesar 28.000 barriles. El crudo que se extrae de los pozos llega a los depósitos  (foto inferior derecha) para separar los productos.

Tanque trifásico que está en funcionamiento en el Bloque 43. Todos los equipos son trasladados por piezas hasta los campos y ahí se los ensambla. Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

El hidrocarburo limpio es transportado por el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) para luego ser comercializado; el agua se reutiliza en el proceso de extracción del crudo; y el gas se emplea para generar energía eléctrica que abastece a la planta.

Dos de esos tanques son construidos por la empresa Conspeccime, responsable de fabricar y armar gran parte de las instalaciones del ITT.

La compañía se especializa en el diseño de ingeniería y elaboración de equipos.

Posee un taller con una superficie de 3.000 metros cuadrados, localizado en el sector de Rumicucho de la parroquia San Antonio de Pichincha, al noroccidente de Quito.

Eduardo Recalde, supervisor de planta, fue una de las personas responsables del montaje del B43 en 2016.

El técnico mencionó que cada vez más industrias perfeccionan sus procedimientos con certificaciones internacionales que aportan en su competitividad.

Para la elaboración de equipos Petroamazonas entrega a los contratistas la ingeniería básica (lo que requieren), ellos se encargan de la ingeniería de detalle y paquetizado, indicó Nelson Rueda, gerente de Proyectos y encargado de las facilidades del ITT.

Deben cumplir con los diseños y especificaciones técnicas establecidas a partir de normas internacionales.

Unas de ellas son las del American National Standards Institute (ANSI), organismo privado estadounidense que supervisa el desarrollo de estándares para  productos, servicios, procesos y sistemas de ese país.

El ANSI forma parte de la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) y de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC).

Que una empresa trabaje con esa norma eleva su categoría y motiva a que otras hagan lo mismo. Las oportunidades de negocios aumentan, mencionó Recalde.

Al interior de un tanque trifásico. Técnicos fiscalizadores de Petroamazonas realizan visitas constantes a los talleres para verificar los avances. Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Francisco Cevallos, fiscalizador de Petroamazonas, indicó que los estándares que se exigen son reconocidos en todo el mundo. Recogen todas las propiedades que deben tener los materiales, dependiendo de su uso.

Deben poseer la suficiente resistencia con un factor de seguridad alto que garantice que el equipo no fallará, incluso en condiciones severas de operación.

Nelson Rueda señaló que el trabajo con los talleres locales ha permitido reducir los costos operativos en los campos que han intervenido.

El Bloque 31 también fue construido con contratistas ecuatorianos. Al momento Petroamazonas trabaja con alrededor de 20 empresas, como Sertecpet, Acero de los Andes y Energy Petrol.

La adjudicación de los procesos se realiza por licitación  pública, no por contratación directa. Álex Galárraga explicó que los concursos incluyen evaluaciones técnicas, económicas y financieras, y participan firmas calificadas por la petrolera.

Aparte del desarrollo de facilidades, negocios nacionales (especialmente de las zonas de influencia de los campos) brindan servicios de alimentación, limpieza, confección de uniformes y más.

De los 1.281 proveedores que registra Petroamazonas, 1.052 son ecuatorianos. Galárraga señaló que esta práctica también se está expandiendo en las petroleras internacionales que operan en el país. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: