Airbnb cumple 10 años; hoteleros ecuatorianos piden su regulación

- 27 de julio de 2018 - 00:00
Foto: Internet

En el Viejo Continente se aplican medidas para frenar su crecimiento con procesos legales y restricciones en su desarrollo. Hoteleros ecuatorianos piden regulación.

El gigante de la economía colaborativa Airbnb se prepara para soplar velas y celebrar en agosto sus 10 años de presencia en el mercado.

Esta plataforma que nació en 2008 como Air bed and breakfast (cama de aire y desayuno) hoy en día se ha convertido en uno de los principales sitios de reserva de apartamentos, casas y alquileres vacacionales.

Airbnb ofrece un nuevo concepto de hospedaje y aprovecha la tecnología para ofrecer servicios de manera temporal. Tiene presencia en cerca de 200 países, 81.000 ciudades y cuenta con 19 oficinas en todos los continentes. En Ecuador la aplicación registra 133 destinos donde oferta alojamientos.

El precio y el servicio de familiaridad es lo que lleva a turistas como Jael Espinosa a buscar habitaciones por medio de esta aplicación cada vez que viaja al exterior.

En 2017 viajó a Nueva York y este año realizó un tour por varias ciudades de Europa. “La experiencia fue buena, en todo el proceso, el contacto con el anfitrión y el servicio”.

La aplicación permite pagar por partes. Por ejemplo, Espinosa viajó con su prima, y cada una pagó el valor proporcional con su tarjeta de crédito.

La cordialidad y atención de los anfitriones o hosts les llamó mucho la atención. “El servicio es como el de un hotel, pero más hogareño; los propietarios de los departamentos nos daban referencias sobre qué comer o qué visitar, entre otros consejos”.

Luis Montero, también cliente de Airbnb, ha tomado el servicio en varias ciudades del Ecuador. Luego de su buena experiencia con la aplicación, planteó a su madre rentar su casa vacacional que cuenta con nueve cuartos ubicada en el km 11.5 de la vía Villamil - Playas.

Este año la colocaron en la plataforma y contó que les ha ido muy bien. Los precios de alquiler varían de acuerdo a la época: en temporada baja rentan a $ 10 por persona y en temporada alta, a $ 20.

Amenaza y oportunidad para el sector hotelero

En el mercado existe un error conceptual entre un hospedaje en hotel y el alquiler de departamentos”. Así lo explicó Ernesto Fuentes, anfitrión de Airbnb en Guayaquil, quien ofrece el servicio de alquiler de departamentos amoblados.   

“La confusión se genera por la forma amigable de la plataforma que se la quiere asimilar como si fuera hotelería, pero no lo es”.

La actividad de renta de apartamentos ha existido siempre y desde varias plataformas, “pero se quiere satanizar a Airbnb”.

María Victoria Bramati, vocera de Airbnb Latinoamérica, señaló a DESDE CERO que la firma también cumple obligaciones impositivas en algunos países. Informó que la compañía ha firmado 340 acuerdos impositivos en todo el mundo, por $ 510 millones.

De su lado, Andrés Pachano, gerente de la Unidad de Negocios Hoteleros del Consorcio Nobis, reconoce que Airbnb ha tenido bastante éxito a nivel mundial. “Si bien los hoteleros no estamos de acuerdo con su  forma de operación, de cierta manera nos estamos acoplando a convivir con ella”.

El empresario indicó que estas plataformas y el sector hotelero compiten, de cierta manera, por los mismos clientes o huéspedes.

La diferencia radica en que las primeras ofrecen hospedaje que no cumple con los requisitos legales que sí se exige a los hoteles. Aquello “hace que la competencia sea bastante desleal”, apuntó.

Detalló que para abrir un hotel se debe invertir en infraestructura, cumplir con permisos municipales, nacionales, tributarios, y capacitación al personal de trabajo.

“La percepción puede ser que somos más costosos, pero es parte de los servicios que brindamos por atender estas regulaciones”.  
Pachano considera que una de las soluciones para que la competencia no sea desigual es que los municipios regulen estos departamentos para que cumplan con ciertas normas.

No obstante, para el representante del grupo hotelero, el sector también tiene el desafío de adaptarse a las herramientas digitales.

Pachano indicó que hay marcas tradicionales reacias al cambio, aunque también hay otras que han evolucionado. “Vemos una oportunidad para desarrollar plataformas tecnológicas que permitan que la experiencia del usuario sea más sencilla, rápida y eficiente”. Las agencias de turismo optan por el servicio hotelero.

José Fajardo, gerente de I like To Travel, contó que en sus paquetes incluyen boleto, traslados y hotel. Sin embargo, cuando hay clientes que piden asesoramiento u otras alternativas se les da la opción de Airbnb. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: