Ecuador, 04 de Octubre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La comunidad educativa de Napo ‘enriquece’ la oferta de Tsatsayaku

Los estudiantes secundarios y universitarios realizan prácticas en la asociación Tsatsayaku.
Los estudiantes secundarios y universitarios realizan prácticas en la asociación Tsatsayaku.
13 de marzo de 2018 - 00:03 - Redacción Desde Cero

"Nos asesoramos mutuamente”, dijo David Moreno al referirse a los estudiantes secundarios y universitarios que realizan prácticas preprofesionales en la Asociación Tsatsayaku, productora de cacao fino de aroma.

Moreno es el representante de la organización y explica cómo las alianzas estratégicas con entidades públicas e instituciones educativas han contribuido a cumplir con su principal propósito para 2021: ser reconocidos por su alta calidad no solo a escala nacional, sino también internacional. El próximo año prevén iniciar con el mercado canadiense.

El acompañamiento
Desde 2013, 13 comunidades del cantón Carlos Julio Arosemena Tola (Napo) se dedican al cultivo de cacao y, a partir de 2016, también al procesamiento y comercialización de los derivados de este y otros productos como el café y la guayusa.

Moreno cuenta que en uno de sus puntos de venta empezaron vendiendo siete barras de chocolate al mes y ahora venden 150, es decir que se han consolidado en los últimos años, pero, para dar el salto que desean, necesitan de acompañamiento en cada fase de producción.

Han recibido apoyo en infraestructura y asesoramiento por parte del Consejo Provincial de Napo, otras entidades públicas y organismos internacionales como la Unión Europea.

Actualmente, seis futuros ingenieros agroindustriales de la Universidad Estatal Amazónica están realizando  prácticas preprofesionales y asesorando a la comunidad para la elaboración de nuevos productos.

En cuanto a la comercialización de los mismos se han aliado con la Universidad Tecnológica Indoamérica para realizar el manual de marca y las estrategias de promoción en ferias y redes sociales.

Ahora una de sus tácticas es ‘cobijarse’ bajo el signo distintivo Napu Marka, uno de los proyectos del Consejo Provincial que -según Moreno-   primero les ayuda a llegar al cliente, y luego les “sirve para demostrar que la Amazonía, específicamente Napo, puede producir productos orgánicos, saludables y de calidad”.

También trabajan con otras redes de comercialización, por lo que sus productos se ofertan en siete provincias del país: Azuay, Pastaza, Chimborazo, Pichincha, Cotopaxi, Guayas y Tungurahua.

La cooperación con la comunidad
Una de las motivaciones para asociarse fue dejar de depender de los intermediarios “que se llevaban la mayor parte de las ganancias” y darles un valor agregado a sus productos.

Tsatsayaku trabaja con 180 familias entre kichwas y mestizas a quiénes -según Moreno- compensan en el precio y con capacitaciones: “El intermediario paga $ 0,70 el quintal, y nosotros les pagamos $ 1 la libra, además de darles asesoramiento técnico en control de plagas, fertilizantes orgánicos, etc.”.

Otro aporte que realizan a la comunidad es su iniciativa de agroturismo que consiste en ofrecer visitas a las familias productoras y que el turista experimente todo el proceso desde la cosecha del cacao hasta la elaboración del chocolate.

Por otro lado, acogen a estudiantes secundarios para que aprendan de su experiencia. Ese es el caso de 20 alumnos de la Unidad Educativa Leonardo Murialdo, ubicada en el cantón Archidona.

Jimena Macas, profesora de la institución, explica que el bachillerato que se imparte allí es técnico-productivo, el cual se enfocan en desarrollar nuevos emprendimientos que creen en el futuro plazas de trabajo en la provincia.

Por lo que previo a graduarse, deben poner en práctica los conocimientos adquiridos en las aulas en asociaciones como Tsatsayaku para así desarrollar sus propios proyectos de negocio.

Estos se califican y se eligen los dos mejores, los cuales se presentarán el próximo mes en una feria de emprendimiento. El año pasado uno de los mejores fue el de desarrollar azúcar a base de estevia, un edulcorante natural procedente de una planta que crece en la región. (I)

Inicios

Hace cinco años la asociación se registró en la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria. Tienen convenios con agencias de turismo. Son parte de la Ruta del Cacao.

Ganancias

Un fondo de la Unión Europea les entregó $ 5 mil de capital semilla en 2016. En dos años han logrado duplicar ese capital. Facturan entre $ 3.500 a $ 2.500 por mes.

Puntos de venta

Venden sus productos en la tienda Napu Marka del Centro Comercial Iñaquito en Quito. También a Camari en Quito, Latacunga y Riobamba. (I)  

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media