El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.18/Oct/2021

Actualidad

Tendencias

¿Cómo incorporar la transformación digital en niveles empresariales?

Actores del sector público, privado y sociedad civil crearán una agenda conjunta a fin de desarrollar el ecosistema digital del país.
03 de abril de 2018 00:00

El futuro digital está a la vuelta de la esquina y Ecuador no puede perder nuevamente el bote”. Así inició el primer foro de transformación digital que congregó a actores del sector público, privado y de la sociedad civil con el fin de articular acciones y elaborar una agenda nacional en ese sentido.

De acuerdo con la consultora International Data Corporation (IDC), para 2019 el 40% de las iniciativas de transformación digital tendrán relación con la inteligencia artificial (AI) y para 2021, más del 90% de las empresas innovarán gracias a la digitalización. Se estima que en ese año las tres cuartas partes de las firmas utilizarán la AI y que la inversión en materia de servicios e infraestructura cloud supere los $ 530 mil millones.

A esos pronósticos se refirió, Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), cuando destacó la iniciativa de consolidar distintas visiones en una sola estrategia: “Hay mucha dispersión y falta de articulación de la política pública (...) El objetivo común es generar acceso a la información, conocimiento y herramientas que no solo mejoren la productividad sino también la gobernabilidad”.

Según un estudio realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en comparación con otras regiones, el desarrollo del ecosistema digital de América Latina y el Caribe se encuentran en un nivel intermedio con 45,47 (sobre 100) con una tasa anual de crecimiento del 6,83% desde 2004.

Dentro de la región latinoamericana el desarrollo es heterogéneo. Chile tiene el índice más alto con 59,61 y el más bajo es Bolivia con 30. Ecuador con 40,29 está en un nivel intermedio, aunque al margen de ser considerado “limitado”, y por debajo del promedio de la región.

Para 2020 -conforme al CAF- Ecuador deberá alcanzar un índice de 56 y aumentar entre 5 y 39 puntos en infraestructura, conectividad, digitalización en hogares y producción, industrias digitales, factores de producción, competencia y regulación.

En el marco del foro de transformación digital, la directora del Centro de Competitividad e Innovación, Nathalie Cely, mencionó 5 ejes estratégicos en los que se trabajará: educación, comercio, salud y medio ambiente. DESDE CERO explica cada uno de ellos. (I)  

Escenarios

01

Educación y evolución intelectual

La forma en la que las nuevas generaciones aprendan en el futuro será muy distinta a la actual. Una muestra es la implementación de pantallas táctiles e interactivas en las aulas en vez de los pizarrones tradicionales. Para lograr una transformación digital en el país, la educación es el punto de partida y -de acuerdo con Max Núñez, coordinador de proyectos en Fundación Edúcate- en primer lugar, se debe garantizar el acceso a la tecnología. Uruguay fue el primer país en proveer una computadora para todos los estudiantes en educación pública primaria, igualmente Chile y México tienen índices muy altos. Mientras que en Ecuador, se estima que 55 estudiantes tienen acceso a una computadora. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la tecnología puede facilitar el acceso universal a la educación, reducir las diferencias en el aprendizaje, apoyar el desarrollo de los docentes, mejorar su calidad, además de perfeccionar su gestión y administración. En ese sentido, una de las falencias que detecta Núñez en el ecosistema digital ecuatoriano es la desarticulación entre la empresa y la academia, ya que “cada uno trabaja a diferentes ritmos”-manifiesta y añade que- “la academia se suele sentir utilizada por el sector privado” y lo mismo al inverso. Núñez aconseja que el sector privado busque y acuda a la academia en temas de innovación.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), hasta 2014 la universidad estaba en octavo lugar en cooperación con empresas para actividades de innovación. (I)

2

Comercio, trabajo y consumo

¿Cómo se produce innovación y por qué ciertos lugares se convierten en buenos productores de ideas? Ese es el objeto de estudio de Pablo Astudillo, investigador ecuatoriano de la Universidad de Oxford (Inglaterra). Él se especializa en geografía económica, por lo que uno de sus trabajos de investigación se basa en datos económicos. Astudillo se refirió a la diversificación empresarial; explicó cómo anteriormente se pensaba que la empresa o el territorio se debe enfocar en su ventaja competitiva (producto o servicio estrella), sin embargo, ahora, debido al análisis de datos se puede descubrir que las ciudades con más diversificación de negocio, son las de más crecimiento económico: “Si Surcorea se hubiera enfocado solo en arroz, nunca hubieran producido supercomputadoras”. Por lo tanto, con la transformación digital -señaló el investigador- se abre una nueva gama de actividades económicas que permiten ir más allá de los productos primarios: “Para qué voy a seguir produciendo bananas si por medio de la tecnología digital, puedo producir servicios relacionados a la industria bananera”, o si con la ayuda de inteligencia artificial se analizan los hábitos de consumo de las personas para  identificar en qué áreas pueden los emprendedores invertir sus esfuerzos. Para Astudillo, las herramientas digitales facilitan el análisis de datos más específicos sobre el mercado y con ello una empresa puede, por ejemplo, optimizar sus esfuerzos y generar menos desperdicios. Por lo tanto es importante que los emprendedores y empresarios interioricen la importancia de una transformación digital dentro de sus negocios. El uso de inteligencia artificial para este tipo de estudios ya se realiza en empresas de Estados Unidos y Reino Unido. (I) dc

3

Servicios financieros y el Fintech

El blockchain, una tecnología que podría revolucionar la forma de generar los activos financieros, transarlos y liquidarlos, las criptomonedas basadas en la misma tecnología, e impulsar las Fintech (tecnología financiera) son algunas de las prioridades que Santiago Caviedes, presidente de Humboldt Management, considera importante tomar en cuenta en Ecuador, puesto que el desarrollo de servicios financieros es limitado en el país. Para Caviedes, es importante utilizar la tecnología para mejorar transacciones económicas: “Como sociedad y como gobierno debemos entender muy bien de qué se trata para no caer, debido a su desconocimiento, en la prohibición de su uso. Creo que Ecuador debe abrazarse a la tecnología para acelerar ese proceso de cambio económico que necesita”. Destaca que esta tecnología también es útil en lo referente a seguros, por lo que podría ser una herramienta de mitigación de riesgos. En marzo pasado, la incubadora Buen Trip Hub, identificó a 101 emprendimientos tecnológicos en Ecuador, de los cuales el 30,69% corresponde al segmento Fintech. Asimismo, la organización Finnovista detectó el año pasado que la mayoría de las Fintech se encuentran en el segmento denominado Gestión de Finanzas Empresariales.(I)

4

Salud y bienestar

La transformación digital no significa “informatizar el hospital”, ni tampoco “hacer apps”, o “facilitarle al paciente que haga sus citas por Internet”, explica Mario Chao, vicepresidente del sector salud de Everis América en su artículo ‘Transformación digital en los hospitales’, publicado en Forbes México. Chao manifiesta que, aunque el uso de un tipo de tecnología concreta es parte del proceso de transición, este debe, en primer lugar, colocar al paciente en el centro de la transformación. Además resalta que la tecnificación imparable de procedimientos médicos o el uso de medicamentos inteligentes contrasta con métodos organizativos tradicionales: “La capacidad predictiva de algoritmos inteligentes será fuente de innovación para el sector hospitalario en procesos clínicos como administrativos”.(I)

5

Medio ambiente y cambio climático

“Solo el 8% de las ONG tiene una estrategia para la transformación digital definida como tal”, según señala el informe ‘La transformación digital de las ONG. Conceptos, soluciones y casos prácticos’, desarrollado por el Instituto de Innovación Social de Esade en conjunto con la Fundación PwC. De acuerdo con Emilia Caralt, coautora del informe las organizaciones no gubernamentales deberán darse cuenta de que los avances de la tecnología han multiplicado las herramientas y los canales disponibles para conocer y comunicar mejor al público objetivo, generando mayor fidelización, algo sustancial en causas sociales y ambientales. Algunos de los casos de éxito son Oxfam Intermón con el viaje del donante a través de un plan de Inbound Marketing con el uso de la herramienta HubSpot, Worldcoo con su financiación de proyectos sociales a través de donaciones de los usuarios que realizan sus compras en línea y Banc dels Aliments de Barcelona con su software de trabajo en red entre el banco de alimentos y los servicios sociales de la Administración Pública. (I)

6

Cultura y formas de pensar

El informe anual del IMD World Competitiveness Center, revela que los 10 países más (y mejor) digitalizados del mundo en 2017 son Singapur, Suecia, Estados Unidos, Finlandia, Dinamarca, Países Bajos, Hong Kong, Suiza, Canadá y Noruega. En Ecuador, expertos creen que la transformación digital todavía no ha llegado a altos índices en el país, debido al miedo a involucrarse en ámbitos desconocidos, sobre todo, los emprendedores. El investigador ecuatoriano de la Universidad de Oxford, Pablo Astudillo, considera que si una persona quiere especializarse en inteligencia artificial, puede tomar un curso online de un mes “y puede tener las mismas capacidades que un técnico en Estados Unidos”. Asimismo, Santiago Caviedes, presidente de Humboldt Management considera que en el proceso no se debe tener miedo a los errores y los emprendedores deben tomar riesgos, sobre todo, cuando el que más sabe de su propio negocio es el mismo empresario. Sin embargo, algunas de las claves para llevar a cabo una transformación digital exitosa es tener liderazgo, puesto que la digitalización se debe impulsar de arriba hacia abajo, se debe comprender que todo cambio conlleva riesgos en cualquier sector y de cualquier tipo. Se debe pensar en una doble estrategia sobre su ventaja competitiva y en diversificar su negocio, centrarse en la demanda y experimentar con nuevas tecnologías. (I)           

Contenido externo patrocinado