“Vasco quiso comprar mi pase en el 98”

28 de marzo de 2012 00:00

Fue como en los viejos tiempos. Nicolás Asencio llegó al aeropuerto José Joaquín de Olmedo y apenas se bajó del bus de Barcelona fue abordado por varios hinchas, que le solicitaron autógrafos y fotografías. El delantero machaleño, que viajó el lunes hacia Río de Janeiro, Brasil, con los “canarios”, no se desplazaba con su ex club desde 2003, cuando jugó con los “amarillos” por la Copa Libertadores.

“Es lindo sentirse querido, ahora me tocó compartir con la gente previo a un viaje, con la camiseta de Barcelona, pero cada vez que voy a un lugar los niños me piden autógrafos. Es muy especial departir con los hinchas”.

Asencio, de 36 años, va de titular hoy (19:00), cuando Barcelona se enfrente a Vasco Da Gama en el estadio São Januário, por la despedida del delantero brasileño Edmundo, quien pidió reeditar el partido final de la Copa Libertadores de 1998, en el que estuvo ausente debido a que pocos meses antes había sido transferido a la Fiorentina de Italia.

De Barcelona el único jugador que estuvo ante Vasco y que hoy será parte  del equipo titular de los “amarillos” es Asencio, quien fue invitado por la dirigencia del club porteño para este encuentro.

“Nico” portará la banda de capitán y tendrá la camiseta número 11, con la que jugó en sus últimos años cuando militó en los “toreros”. “Todavía me queda bien la amarilla”, dijo entre bromas el ariete orense, quien estuvo vinculado a los “canarios” hasta 2007.

“Desde el viernes que empecé a entrenar con las reservas fue todo muy especial. Trabajé todo el fin de semana y además pasé en la concentración, almorcé ahí, hice muchas cosas, todo fue como en el pasado. Desde el momento que me puse la camiseta de concentración ya me sentí muy dentro de este equipo”.

De las finales de ida y vuelta jugadas ante Vasco Da Gama en 1998, Asencio contó que “no pudimos dormir la noche anterior, sabíamos que nos jugábamos la vida. El partido del miércoles (hoy) será muy lindo, pero a la vez me trae nostalgia, ya que no pudimos ser campeones de la Libertadores”.

El “Jet” no toma como su partido de despedida el choque ante Vasco. “Ponerme la camiseta de Barcelona siempre será muy lindo para mí, ahora yo acepté la invitación para jugar la despedida de Edmundo; pero es su despedida, no la mía”.

Asencio indicó que 14 años atrás estuvo cerca de vincularse al club brasileño. “La final fue muy linda para mí, porque Vasco quiso comprar mi pase en el 98. Cuando estábamos en semifinales de la Copa, el técnico Antonio López ya me había pedido y justo en la final realicé una buena actuación. El mismo presidente de Barcelona de esa época, Xavier Paulson, me confirmó el interés de Vasco. Varios clubes quisieron comprar mi pase, pero al final me fui a México (al Tecos)”.

Contenido externo patrocinado