Eucaliptos avizora el Mundial

27 de marzo de 2012 00:00

Las ansias por disputar un  Mundial y poder mostrar sus habilidades en otro país, son las principales motivaciones del equipo Eucaliptos, que representará a Ecuador en la segunda cita ecuménica  Interclubes de Futsal Infantil.

El torneo se realizará en Nueva York, Estados Unidos,  del 29 de julio al 5 de agosto, pero el equipo ecuatoriano desde enero empezó su preparación para encarar el certamen. El cuadro  se ganó el derecho de participar en suelo americano al conseguir el título en  la primera cita mundialista  que se realizó en Quito, Ecuador, en 2004.

Son 12 los jugadores nacidos en 1999 que integrarán la lista final y por ahora son 25 los que se entrenan todos los días en la cancha de la liga La Floresta, porque no pueden descuidar otros torneos en las categorías Sub 12 y 14. Los fines de semana practican en la cancha de futsal para preparase en el terreno donde se jugará el Mundial.

Después de clases, los pequeños futbolistas se juntan en la cancha de tierra para practicar. La pereza queda a un lado y  de inmediato se ponen a calentar. El entrenador es Andrés Encalada, hijo de Alfredo, quien fue técnico de Aucas en la temporada pasada. Andrés fue asistente de su padre en esa ocasión.

“Existe una camada de jugadores importantes,  que será un gran aporte para los clubes profesionales muy pronto.  Hace 5 años yo trabajé con este equipo y de acá salió, por ejemplo, Leonel Ramírez, que hoy está en Independiente”, dijo Encalada, que desde enero regresó a la institución por pedido del presidente del club  Freddy Martínez.

Participarán en el torneo 16 elencos de todo el mundo. El Dínamo de Rusia fue el primero en registrarse como participante, y luego  Eucaliptos.  La organización cubre hospedaje, alimentación y traslado dentro de Estados Unidos, mientras que el club deberá cubrir los pasajes aéreos de la delegación.

Muchos niños desconocen la experiencia de  viajar en avión, y esa es una motivación extra. “No tengo miedo de volar. Es algo que siempre quise hacer. Cuando vayamos a Estados Unidos será mi primera vez”, dijo el golero  Diego Valencia, admirador de Máximo Banguera y del español Iker Casillas.

Él se inició como lateral derecho, pero luego los entrenadores comenzaron a usarlo  en el arco por su estatura  y desde ahí no se movió más. El puesto le empezó a gustar y ahora es considerado uno de los baluartes de Eucaliptos.
La preparación varía entre la tierra  y el piso de la cancha de futsal, pero la primera sirve para aumentar las cualidades físicas y aprovecharlas sobre la otra superficie. Con el paso del tiempo, no se han sentido incómodos cuando cambian de una cancha a otra.

Encalada aseguró que tendrán prioridad los jugadores que pertenecen al club; solo si existe algún jugador excepcional que venga de afuera, será tomado en cuenta para conformar el grupo.

La mayoría ha sido parte de un proceso de entre 3 y 4 años, por lo que se conocen  a la perfección. Ese es un gran beneficio del conjunto dirigido por Encalada. “Tenemos competencia constante en otros torneos y los chicos tienen buena química entre ellos. Seguramente será una gran motivación jugar  en el extranjero”, expresó Encalada.

Otro de los jugadores destacados es Jean Arias, delantero  de 12 años. En el último campeonato que logró el plantel, en un torneo organizado por el Municipio de Quito,  marcó 67 goles y se consagró como el goleador del campeonato.
Según cuenta, empezó a dominar el balón incluso antes de aprender a caminar bien y desde ahí no ha dejado de jugar, pero tampoco de estudiar: es uno de los mejores de su clase en el colegio Gonzalo Ruales. Es, además,  admirador de Ronaldinho.

Los estudios son una obligación que tienen todos los elementos que pertenecen al club y deben mantener un buen promedio para poder integrar el plantel. De esa manera  se intenta dar una formación integral, tanto académica como deportiva.

Los jugadores que llegan de otras ciudades del país son ubicados inmediatamente en un colegio en Quito, para  no afectar su  educación y de esa forma poder entrenarse en las tardes con los demás.

“Lo académico va de la mano con lo deportivo, por lo que no se descuida ese aspecto. Todos estudian y después entrenan. Cuando sea el torneo van a tener un permiso especial de sus colegios para poder ausentarse”, manifestó el DT.

Mientras van llegando, los futbolistas primero saludan a Encalada, quien los llama por sus nombres, pues conoce a todos después de estar un buen tiempo compartiendo con ellos. “Acá nos conocemos todos, somos buenos amigos y tratamos de dar lo mejor. Creo que lo que más queremos todos es jugar ya ese torneo en Estados Unidos. Vamos a llegar bien preparados”, dijo Martín Valero, que forma la dupla de atacantes junto a Jean Arias.

Las tardes se convierten en su mayor diversión y están en la cancha de la liga La Floresta hasta que la luz natural lo permite.

Cuando el sol se esconde deben regresar a sus hogares para cumplir con sus deberes y después seguir pensando en el Mundial. Quedan 4 meses para esa aventura y Eucaliptos anhela  retener el título conseguido en el país, esta vez fuera de casa.

Contenido externo patrocinado