Aquilani y Montolivo le dieron el triunfo a Italia sobre España, reciente campeona mundial

11 de agosto de 2011 00:00

Un gol a siete minutos del final de Alberto Aquilani (d), con la fortuna en un disparo que desvió Raúl Albiol, decantó para Italia un duelo con poco de amistoso entre los dos últimos campeones del mundo (2-1), en el que España no estuvo a la altura, lastrada en defensa, víctima de varias lesiones.

Dos futbolistas de la vieja escuela, Andrea Pirlo y Antonio Cassano, marcaron la pauta en pleno relevo generacional de la “Azzurra”. La alta intensidad con la que comenzaron el partido sorprendió a España. Asfixiada en la presión. Estudiada al detalle. La locura se desató con Cassano en su ciudad natal. El chico malo de un barrio conflictivo de Bari lucía la banda de capitán ante los suyos. Era su día.

El primer gol del cotejo llegó por intermedio de Montolivo, quien puso a ganar a los italianos a  los 11 minutos.
El empate de los españoles llegó por intermedio de Xabi Alonso, quien transformó en gol un tiro penalti.

En los últimos minutos del encuentro, Pirlo se juntó con Aquilani. Este último recibió un pase preciso del mediocampista, disparó al arco, su tiro se desvió en Raúl Albiol y se clavó en el arco. Con este tanto se decretó el 2-1 final a favor de Italia.

Contenido externo patrocinado