Vilanova considera difícil que el ojo público olvide su enfrentamiento con Mourinho

18 de julio de 2012 00:00

Tito Vilanova, DT del Barcelona, considera que “el castigo más grande” que tendrán Jose Mourinho, entrenador del Real Madrid, y él, más allá del indulto a sus sanciones, es que las imágenes de su pelea en la última Supercopa de España “difícilmente serán olvidadas por muchos años”.

En su segunda rueda de prensa como estratega, la primera de la pretemporada que arrancó ayer  en la ciudad deportiva del Bara, Vilanova no se ha andado con tapujos y ha sido franco al censurar el enfrentamiento con el técnico portugués, pese a ser indultados por Ángel María Villar, titular de la Federación Española.

Mourinho y Vilanova fueron suspendidos con dos y un partido, respectivamente, tras los incidentes en la pasada Supercopa, cuando el madridista metió el dedo en el ojo al entonces ayudante de Josep Guardiola, que replicó con un golpe en la espalda al portugués.

“Que tras un año sigamos hablando de esto me cansa. El juez único, en su momento, impuso una sanción, y el presidente de Federación, una medida de gracia. Lo acepto como deportista, hace años que funciona de esta manera”

Te recomendamos

Las más leídas