Los toreros no pudieron comenzar el año con una victoria

26 de enero de 2013 - 19:35

Quevedo.- Barcelona convocó miles de hinchas al estadio quevedeño donde comenzaba su camino a revalidar el campeonato logrado el año pasado. En los papeles el partido parecía asequible ya que su rival era el recién ascendido Deportivo Quevedo. Pero con el transcurrir de los minutos esa idea cambió, a pesar de que los visitantes controlaban el esférico, los locales se defendian bien y estaban aplicados tácticamente.

La afición amarilla concentrada durante los primeros 20 minutos del partido, quedó absorta ante el gol que apuntó Luis Espínola, gracias a su cabezazo que colocó la primera anotación en el estadio 7 de Octubre, en la ciudad de Quevedo. Por su parte, la algarabía invadió a los fanáticos quevedeños, quienes mantuvieron sus expectativas de anotar un siguiente gol. En este tiempo fueron amonestados Matías Oyola del Barcelona y Carlos Castro por el equipo local.

Para la segunda parte, el técnico Gustavo Costas ordenó un cambio en el equipo que dirige. Freddy Olivo salió de la cancha para darle paso a Ariel Nahuelpán. Al minuto 49 una jugada colectiva de los amarillos terminó en un remate desviado por parte de Brayan de la Torre. Es aquí donde los locales hacen su cambio lanzando al campo a José Luis Cortéz por Carlos Castro, quien salió lesionado.

Minutos depués se da la primera jugada polémica del partido, Rossevelt Oyola usó su mano de manera intencional para detener un avance quevedeño. Lo que provocó el enojo del técnico local, Raúl Duarte, quién exigió a Omar Ponce, juez del partido, se le saque tarjeta roja al defensor torero. Eso no sucedió y Ponce prefirió amonestarlo con tarjeta amarilla a Oyola. 

Este segundo tiempo se cargó de emociones porque al minuto 58 Castillejos cobra un penal a favor de Barcelona y da paso al grito que enciende la euforia de los hinchas amarillos por su primer gol que significó el empate. Los cambios no se hacen esperar y Deportivo Quevedo ya tiene para el minuto 63 un jugador lesionado: Máximo Rivera, quien sale para darle paso a Miguel Mesías. El "SuperDepor" vuelve a hacer un cambio y esta vez le abre la puerta a Luis “Cocacho” macías, irónicamente ex barcelonista, sacando a Patrick Quiñonez quien es aplaudido por la barra del Quevedo.

A punto de culminar este encuentro, Barcelona hizo su último cambio introduciendo al campo a Cristian Penilla por Michael Arroyo, el volante amarillo se mostró molesto por la variante. Al minuto 92 el partido concluyó con el marcador pintado de empate: 1 – 1 y con dos hinchadas que se quedaron con las ganas del triunfo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: