El asentamiento se llama ‘el Mundial del Pueblo’

Los ‘sin techo’ exigen vivienda más barata (GALERÍA)

- 07 de mayo de 2014 - 00:00
Las familias han construido viviendas improvisadas de lona y bambú desde el fin de semana. FOTO: AFP.

El asentamiento se llama ‘el Mundial del Pueblo’

El número de familias acampadas en un terreno situado próximo al estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, una de las 12 sedes del Mundial de fútbol que Brasil organizará a partir del 12 de junio, llegó ayer a cerca de 1.500, informaron los creadores del campamento destinado a exigir vivienda barata al Gobierno de Dilma Rousseff.

El número de familias asentadas en el lugar desde el pasado sábado se triplicó en los últimos 3 días y se espera que aumente durante la semana, ya que la llegada de personas ‘sin techo’ al terreno, situado en la zona este de Sao Paulo, no cesa hasta el momento.

El terreno está ubicado a 4 kilómetros del estadio, en el que se disputarán 6 partidos del Mundial Brasil 2014, incluido el inaugural, el próximo 12 de junio, entre Brasil y Croacia.

Desde las primeras horas del lunes pasado, varios grupos construyen viviendas improvisadas de lona y bambú, que se suman a los centenares de barracas instaladas durante el fin de semana.

La ocupación fue organizada por el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) de Brasil, grupo que en los últimos años se ha dedicado a ocupar edificios y espacios públicos y privados para presionar por ofertas inmediatas de viviendas populares para familias que no tienen donde residir.

“La ocupación es una demostración de que las inversiones del Mundial en Itaquera (barrio donde se encuentra el estadio) no atienden a aquellos que más lo necesitan. Mientras fueron gastados más de 1.000 millones de reales (unos 450 millones de dólares) en el estadio, sin contar las obras de acceso, miles de familias no tienen acceso a vivienda en Itaquera”, denunció ayer el MTST a través de un comunicado.

Según el movimiento, las familias que ocupan el terreno, abandonado desde hace 20 años, vivían en áreas ‘de riesgo’, ‘en favelas o sin condiciones para pagar el alquiler por culpa de la especulación inmobiliaria en la región, resultado de la construcción del estadio de apertura del Mundial’.

El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, afirmó ayer que la propiedad del terreno está siendo investigada por el ayuntamiento. “Pedí que la situación fiscal sea apurada para saber quién es el propietario, si él debe al ayuntamiento, si el área es adecuada para la creación de viviendas, porque puede ser”, comentó Haddad, quien apuntó la posibilidad de transformar el terreno en un área de interés social a través del Plan Director, que impulsa el municipio de la ciudad.

El campamento, bautizado por los vecinos como ‘el Mundial del Pueblo’, es la segunda mayor ocupación en Sao Paulo organizada por el MTST, que también coordina a más de 2.500 familias en un campamento ilegal conocido como ‘Nueva Palestina’, situado en el sur de la capital paulista.

Las acusaciones de mala gestión y el problema de la inflación han llegado hasta la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, cuya popularidad ha caído en picada en las últimas semanas. Rousseff, que aspira a un segundo mandato, ha anunciado un incremento en las ayudas sociales que afectarán a 36 millones de familias de bajos recursos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: