Los colores que matizaron antes y después del Clásico

05 de noviembre de 2012 - 00:00

Los alrededores del Monumental lucían copados de hinchas barcelonistas desde antes de las 12:00, hora en la que abrirían las puertas del estadio. El motivo: el Clásico del Astillero 197 se disputaba en la cancha del “Coloso del Salado”.

Banderas amarillas flameaban en las cercanías. Pocos hinchas azules se observaban a esa hora. Recién a las 15:00 la barra Boca del Pozo apareció en el lugar. La Policía estuvo atenta y controló la situación entre ellos y los de la Sur Oscura, lo cual evitó incidentes.

El negocio de las camisetas estuvo “redondo”. Las de Barcelona y las de Emelec costaban 5 dólares. Pero sin duda que donde más venta hubo ayer fue en los puestos de comida, ya que los hinchas, por llegar temprano, salieron de sus casas sin almorzar. Tras la goleada del “Ídolo”, el ambiente fuera del escenario siguió de amarillo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: