Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Independiente amarga la noche de LDU (Q) con gol en adicionales

Sin cerveza en los graderíos se vivió ayer la jornada nocturna de la cuarta fecha en el estadio Atahualpa, donde Liga de Quito e Independiente del Valle terminaron empatados 1-1.         

El desacato de los vendedores a la disposición del intendente Fausto Velásquez en la jornada vespertina en el mismo escenario (El Nacional- Barcelona), cuando expendieron la bebida de moderación sin necesidad de acompañar una comida y no solo en los bares sino en los asientos, obligó a las autoridades a impedir la comercialización del producto durante toda la noche.

Y a diferencia de la jornada del mediodía, cuando Barcelona y El Nacional convocaron a 15.291 visitantes, los hinchas que se dieron cita en El Batán en la noche no superaron los 5 mil.         

Los cánticos que ensayaron los seguidores de LDU desde la preferencia no lograron contagiar al resto de los sectores, pues apenas se distinguían las frases que lanzaban.

Esa misma frialdad se sintió en el gramado. Los jugadores no lograron entenderse entre sí y fallaron en repetidas ocasiones en los pases y en la forma de habilitar a los compañeros. Se vieron sometidos ante un juego práctico y bastante coordinado del adversario. 

Sin embargo, Independiente, que cumplió bien su tarea de cortar el juego, no pudo responder con eficacia y aprovechar las falencias que tuvo el plantel de Edgardo Bauza para ponerse adelante en el marcador. 

La única llegada de peligro del equipo de Sangolquí llegó a través de un tiro libre de Lenín Poroso que se estrelló en el poste  izquierdo del arco del espigado golero Alexander Domínguez.    

En el adversario, los experimentados Édison Méndez y el argentino Damián Manso no alcanzaron a convertirse en los abastecedores ideales del solitario delantero Claudio Bieler, que nunca inquietó con peligro el pórtico defendido por Librado Azcona. Pasó casi desapercibido. 

A eso se sumó su inexactitud para entregar más de un pase, lo que provocó el rechazo  de los aficionados mediante pifias. 

Solo a los 42’ despertó Liga y a  través de un cabezazo de Elvis Bone inquietó, pero sin fortuna. En la segunda etapa, con el ingreso de Néicer Reasco en lugar del juvenil Sandro Rojas, el elenco de la Universidad Central mejoró de cierta forma su juego y sometió al rival, mas no tuvo eficacia para definir.

El visitante se replegó y entregó por entero la iniciativa al adversario ante el disgusto del estratega Carlos Sevilla, que constantemente llamó la atención de sus jugadores para pedirles orden y tranquilidad.  

Bauza sacó a  Luis Bolaños, quien se fue entre silbatinas para permitir el ingreso del delantero Nahuelpan, que buscó en todo instante la anotación y que respiró a los 85’ tras un gol en contra de Leonel Ramírez. Y cuando se aprestaban a festejar la victoria apareció el cabezazo de Vinicio Angulo para poner la igualdad a los 93’.