Buen Sentir

La comida picante tiene sus beneficios

- 10 de septiembre de 2016 - 00:00

El gusto por el ají proviene de una sustancia activa de este producto que se encarga de estimular las neuronas sensoriales que, por lo general, responden al dolor.

Hay paladares que están más habituados a la comida picante que otros. El caso más evidente es el de los mexicanos que, por tradición, son fanáticos de este tipo de alimentos.

Aunque el ají hace llorar, irrita el estómago y podría devenir en una gastritis, hay personas que lo aman y no pueden dejar de probarlo.

El gusto por el ají (chile en México) proviene de la capsaicina, la sustancia activa contenida en este producto que estimula las neuronas sensoriales que, por lo general, responden al dolor. El proceso de estimulación comienza, al parecer, con la liberación de opioides y endorfinas que neutralizan el dolor y detienen la liberación de la Sustancia P,  un neurotransmisor asociado con el dolor; de esta forma se percibe una sensación de placer y, de alguna forma, un grado de adicción al ají.

Esta es una de las conclusiones de un estudio desarrollado por  la investigadora Diana Lizárraga Chávez, doctora y maestra en ciencias por la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional. Esta especialista aclara que el picante no es adictivo por los capsaicinoides, sino por el efecto secundario que estos producen en el cerebro.

“El cerebro busca situaciones que le generan bienestar, eso se llama retroalimentación positiva. Te gusta, por lo tanto, lo repites. Te da más gusto, lo haces de nuevo y así sucesivamente”, añade Luis Esteban Hernández, médico de base en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

 Se conoce que el picor es una experiencia emocional de riesgo, dolorosa pero de poca duración y sin daño permanente. Así, según lo explica un artículo publicado en el diario El País, el placer tiene lugar cuando el individuo descubre que el estímulo doloroso y las respuestas defensivas no son realmente peligrosos para la vida. Consumir chile es intenso y provoca una fuerte descarga de endorfinas, por esta razón comer chile resulta más placentero que doloroso, pero ¿cuáles son los beneficios de la comida picante?

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Scientific American, la comida picante estimula el metabolismo, lo que a su vez incrementa el calor corporal y acelera la velocidad con la que el organismo quema calorías. De igual manera, un equipo de la Academia de Ciencias Médicas de China revisó durante varios años el comportamiento de casi 500 mil participantes de un estudio desarrollado en ese país.

Según los resultados, los individuos que consumieron comida picante 2 veces a la semana tienen una tasa de mortalidad 10% menor que los que solo lo hicieron una vez por semana.

La diferencia se amplía a medida que las personas ingieren alimentos picantes 6 o 7 veces a la semana.

El ají picante fue la especie más utilizada en las muestras del estudio, y quienes lo consumieron fresco disminuyeron en particular el riesgo de morir de cáncer, enfermedades coronarias y diabetes.

Lu Qi, miembro del equipo investigador y amante del picante, señala que hay muchas razones que explican estos efectos. “Los datos obtenidos nos animan a pensar que al comer más comida picante mejoramos nuestra salud, y reducimos el riesgo de mortalidad en personas de edad avanzada”, comenta. Aún así, Qi aclara que el picante puede que no sea beneficioso para personas con problemas digestivos o úlceras estomacales. En un artículo publicado en la BBC de Londres se advierte que para mirar dónde reside el poder del ají, hay que cortarlo; en su interior hay una suerte de placenta amarilla a la cual están pegadas las semillas. En la mayoría de las variedades de ají, en ese lugar se esconde su arma secreta: la capsaicina, que como decíamos se trata de un principio activo del  ají. La comunidad científica ha constatado que ingerir este tipo de alimentos contribuye al bloqueo de la capacidad del cuerpo para sentir el dolor y ayudar a vivir más tiempo.

Las investigaciones sobre los beneficios de la comida picante abundan. Una investigación publicada por la revista británica British Medical Journal, señala que disminuye las probabilidades de adquirir cáncer, porque la capsaicina ayuda a evitar el crecimiento de las células cancerígenas. También tiene beneficios para aquellas personas que viven en lugares con bajas temperaturas, porque al ingerir este alimento, aumenta la temperatura corporal, lo que torna más rápido nuestro metabolismo y ayuda a quemar más calorías de lo normal. Entre los beneficios consta también la mejora en la circulación, porque gracias a su contenido de vitaminas A y C, fortalece las paredes arteriales evitando su inflamación.

Rossana Nieto Vera, especialista en investigación de la Universidad Anáhuac México Norte, asegura que si una persona se acostumbra a comer con picante, cuando deja de hacerlo los alimentos no saben igual. “Lo que pasa es que relacionan el placer de comer con ese ardor en la boca y por eso la comida sin picante la sienten sin ‘chiste”. De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México, el chile es una constante cultural en todos los pueblos mesoamericanos, debido a que pudo haber sido la primera especie domesticada de Mesoamérica, precediendo incluso al maíz y al frijol.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: