Ecuador, 16 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Buen Sentir

El desdoblamiento, una experiencia poco estudiada

Experimentar una realidad multidimensional, visitar diversos lugares sin que la distancia sea un límite, e incluso tener contacto con seres queridos que ya han muerto, son algunos objetivos de quienes creen en el desdoblamiento o viaje astral, la capacidad de separar el alma o espíritu del cuerpo físico.

Según la Academia Internacional de la Conciencia (IAC por sus siglas en inglés), la experiencia fuera del cuerpo es un fenómeno universal, que sucede de forma natural a todas las personas, todas las noches cuando duermen, aunque la mayoría de las veces de forma inconsciente, por eso no lo recuerdan. Cuando el viaje astral surge de forma espontánea las personas se suelen sorprender, sentir miedo de lo que están vivenciado y vuelven rápidamente al cuerpo físico.

Algunos de los síntomas de realizar un viaje astral es la sensación que deja el espíritu al entrar y salir del cuerpo. Las más comunes, según el Instituto, es la impresión de caer en el vacío mientras se duerme, la incapacidad temporal de mover el cuerpo físico, el no poder articular las palabras cuando se desea hablar, sentir que se flota o sentir una vibración tan fuerte que parece que alguien mueve la cama. Lo mejor en estos casos es mantener la calma, relajarse e intentar girar la cabeza un poquito, así la sensación desaparecerá.  

Sin embargo,  aunque en la mayoría de los casos el viaje astral es involuntario, sí se los pueden realizar de forma voluntaria, se lo logra a través del dominio de técnicas específicas que ayudan a salir del cuerpo a través del control y equilibrio de la propia energía. 

Según el IAC, los viajes astrales conscientes permiten a cada persona confirmar por sí mismo la realidad de la experiencia fuera del cuerpo, obtener mayor información de quienes son, a donde irán cuando mueran, pueden encontrarse con seres que ya murieron y tener conversaciones con ellos. Según el Instituto, esto les ayuda a comprender que el espíritu no muere.

Marcy Chacón, motivadora emocional, asegura que mientras se duerme el espíritu puede salir incluso a otras galaxias, para esto se necesita dominar técnicas de relajación profunda.

“Cuando te miras desde arriba es un susto tremendo porque uno tiene otra imagen de lo que se mira en el espejo. Es como la primera experiencia de escuchar la propia voz en una grabadora”, comenta Chacón y agrega que en el viaje astral no se duerme, se está en un estado de relajación profundo, no hay sueños.

Los conocedores del tema coinciden en que no hay riesgos en tener este tipo de experiencias fuera del cuerpo, para los especialistas hay menos peligro fuera del cuerpo que estando en él. Los principales peligros que se suelen mencionar es que durante el viaje astral se podría romper el cordón de plata, el vínculo energético que mantiene conectado el cuerpo físico con al cuerpo astral, según el IAC esto sería imposible. De acuerdo a Chacón, el cinturón de plata es como el cordón umbilical que une al cuerpo físico con el astral, el cinturón se rompe solo con la muerte física. El cuerpo astral es el cuerpo espiritual, el cuerpo energético. Asimismo sería imposible perderse mientras se está fuera del cuerpo físico. 

Trucos para desdoblarse

“La primera vez que logras un desdoblamiento te das cuenta de que tienes un cuerpo muy ligero, más que el aire ya que flota fácilmente, que está alojado dentro de tu cuerpo físico y con él puedes ver, oír, desplazarte de acuerdo a tus deseos, independiente completamente del cuerpo físico”, se asegura en el portal web comodesdoblarse.wordpress.com. Existen varios sitios de Internet que tienen algunos tips para lograr un verdadero viaje astral, pero no existen técnicas universales que sirvan a todos por igual. Ricardo Castillo da algunos consejos sencillos para tener la primera experiencia fuera del cuerpo.

Cuando ya se vaya a descansar en su cama, acuéstese boca arriba, haga varias respiraciones profundas tomando el aire lentamente por la nariz y expulsándolo todo y rápido por la boca. Lo hace hasta que se sienta calmado y relajado. Después ubíquese en la posición que acostumbra dormir y cierre sus ojos.

Cuando ya esté dispuesto a descansar, cuando sienta esa pesadez en todo el cuerpo antes de quedarse profundamente dormido, invente un pretexto que lo impulse a levantarse y no dejarse vencer por el sueño. Algo así como ir a tomar agua o asomarse a la ventana, elija cualquier actividad que considere que debe realizarla obligadamente antes de quedarse dormido, pero debe ser una sola actividad.

Este pendiente, que debe aparecer minutos antes de quedarse profundamente dormido, se mezclará con la pereza de levantarse de la cama. Usted se quedará inmóvil, pensando en que debe hacer esa actividad antes de dormir pero se espera un momento, “ya me levanto en un ratito” se repetirá varias veces.

Pasa un rato dando fuerza e importancia a levantarse y al mismo tiempo se deja llevar por esa sensación agradable de sueño y pereza.

Sin pensarlo más, haciendo a un lado toda la pereza, se levanta de pronto y ejecuta ese pendiente. Si lo hizo bien puede darse la vuelta y ver su cuerpo en la cama, si ya salió de la habitación trate de flotar. Si no lo logra debe volver a intentarlo.

Otros puntos de vista

Para lograr un viaje astral se necesita estar en un estado de relajación profunda y llegar al inconsciente, de ahí que muchos conocedores en el tema recomiendan practicar técnicas de meditación. Sin embargo, para José Vázquez, estudiante de budismo, la meditación es un modo de entrenar la conciencia que ayuda a conseguir paz espiritual, pero no es un medio para salir del cuerpo físico.

“La gente comúnmente entiende que el desdoblamiento es que el alma sale del cuerpo y se va para otro lado y el cuerpo se queda como muerto, desde el punto de vista del budismo eso no es posible, lo es solo cuando se mueren”.

Desde el budismo, explica, el ser tiene una parte física y otra parte que es la conciencia. La conciencia tiene 3 niveles el superficial, el sutil y el más sutil, este último en otras creencias se refiere al alma. La conciencia sutil no puede ser sostenida sin un soporte y ese soporte es el cuerpo.

Con la meditación se puede llegar a la tercera conciencia, esta -de acuerdo a Vázquez- es una energía muy sutil, no tiene barreras como lo tiene el cuerpo, se desarrolla tanto que puede irse a incluso fuera de la tierra, se podría desconectar del cuerpo físico y estar en otro lugar, pero nunca se separa él.  

“Un gran yogui puede estar aquí en cuerpo en meditación y estar viendo lo que pasa en España, puede sentirlo y percibirlo, aunque no deja de sentir a la vez su cuerpo físico”, dice.

Curiosidades

Se dice que las probabilidades de realizar una proyección astral aumentan cuando la persona se encuentra enferma o ha estado implicada en una experiencia cercana a la muerte.

El viae astral es posible realizarlo a cualquier hora del día, ya que no existen unos requisitos inflexibles.

Un viaje astral siempre requerirá de un estado profundo de relajación, por lo que debe crear un lugar totalmente cómodo en algún lugar de su casa.

Es más fácil realizar un viaje astral cuando se está solo en la habitación.

www.magiaypoder.com

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media