La propuesta de Nebot se centra en los museos. la de Bonilla, en los espacios públicos

¿Qué prometen los candidatos de Guayaquil al arte y la cultura?

- 19 de febrero de 2014 - 00:00

La propuesta de Nebot se centra en los museos. la de Bonilla, en los espacios públicos

El pasado viernes 14, día del amor y la amistad, el alcalde de Quito y candidato a la reelección, Augusto Barrera, y su principal contrincante en la carrera electoral, Mauricio Rodas, sostenían un debate de cerca de 3 horas, moderado por Diego Oquendo. Entre chocolates e intervenciones de los candidatos y preguntas del público, apareció un mensaje de texto de Christian León, docente e investigador en comunicación y arte contemporáneo, con una pregunta sencilla: ¿Cuáles son los planes en torno a la cultura?

Es una duda que cuando se trata de campañas electorales, poco o nada se discute en Guayaquil, donde los 2 candidatos con más oportunidades son Jaime Nebot, alcalde en funciones en busca de un cuarto período, y Viviana Bonilla, exgobernadora de la provincia, la carta de Alianza PAIS para enfrentar a la hegemonía socialcristiana.

Pese a que pareciera poca cosa frente a temas aún urgentes como la necesidad de dotar de servicios básicos a los sectores de la ciudad que aún no los tienen, el arte y la cultura juegan un papel importante en el desarrollo crítico de un pueblo (tan necesario a la hora de votar).

La ciudad más poblada del país no llegó a ver un debate entre los candidatos donde públicamente un ciudadano pudiera preguntar sobre las políticas culturales que serían implementadas de ganar uno u otro. Pero esos planes existen. En ocasiones, esbozados en líneas generales, pero ahí están.

En el plan de Jaime Nebot se  da ‘especial interés’ al funcionamiento de los museos de Guayaquil.Luego de 3 triunfos seguidos en las urnas (2000, 2004 y 2009),  Nebot escribe en su propuesta para el período 2014-2018 dos párrafos referentes a la cultura. Son dos párrafos que llevan la misma tónica que el resto de su campaña: la continuidad. Las ideas que de ahí se desprenden podrían talvez resumirse en esa palabra.

“Mantendremos la promoción y financiamiento del desarrollo de la cultura, en sus más variadas manifestaciones, siendo de nuestro especial interés, el funcionamiento de todos los Museos de Guayaquil; editar obras completas de los más destacados autores de Guayaquil y el país; el rescate de nuestras festividades y tradiciones; y la promoción de nuevos valores”, dice en la página 18 del ‘Plan de Trabajo para la Alcaldía y Compromiso Cívico y Solidario con los Habilitantes de Guayaquil Período 2014-2019’.

Como se cita arriba, este primer párrafo describe como ‘de especial interés’ el funcionamiento de los museos que administra la Municipalidad de Guayaquil, entre los que se encuentran el centenario Museo Municipal (MUMG), el recientemente inaugurado Museo La Historia en Arcilla ‘María Eugenia Puig Lince’, el Museo de la Música Popular ‘Julio Jaramillo’ y el Museo Miniatura Guayaquil en la Historia.

Las actividades más importantes que lleva a cabo el MUMG de manera anual son: el concurso de pintura Salón de Julio ‘Fundación de Guayaquil’; las presentaciones musicales didácticas Musimuestras y sus análogas en artes escénicas Teatromuestras, además del programa ‘Museo, Arte y Ciudad’, cuyo objetivo es sacar las manifestaciones artísticas del museo y llevarlas a distintos lugares de Guayaquil.

Bonilla propone con ‘Harto Arte’ promover las manifestaciones artísticas en espacios públicos.Con respecto a editar las obras de autores locales, la propuesta se refiere, entre otras, a los concursos de novela y cuentos que suele realizar la Biblioteca Municipal (que en las bases incluyen que las obras son de “tema libre”).

Un segundo párrafo especifica las intenciones de -“bajo el concepto de masificar la cultura”- seguir inaugurando murales y esculturas en espacios públicos.

En suma, las políticas culturales de la alianza del PSC con Madera de Guerrero (listas 6-75) para la Alcaldía de Guayaquil es la misma que el Cabildo ha mantenido desde hace 2 décadas.

Viviana Bonilla, candidata por el movimiento Alianza PAIS, incluye una propuesta algo más amplia en el terreno de las manifestaciones culturales; en ocasiones, tomando en cuenta algunas de las exigencias que deberá enfrentar la ciudad en los próximos años de acuerdo al Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad).

Entre esas, aparece la iniciativa ‘Harto Arte’, que propone la realización artística -performance, pintura, escultura, música, teatro callejero o instalación- y la cultura popular -bailes locales, verbenas, serenos, serenatas y coros en los márgenes del salado- en espacios públicos, como señala el literal ‘Q’ del artículo 54 del Cootad.

Otro literal (‘G’) del mismo artículo del Cootad señala otra de las propuestas que recoge el plan de la exgobernadora en materia cultural: el de “promover los circuitos eco-turísticos y culturales de la ciudad”.

Estas propuestas se integran con la de desarrollar el programa ‘Arte, Barrio y Cultura’, que permita “visibilizar las culturas urbanas como el hip-hop, el rock, el teatro callejero y el grafiti”. Como resultado de este proyecto, el plan contempla la realización de al menos 2 festivales anuales donde se exhiban manifestaciones artísticas callejeras.

Estas propuestas de Viviana Bonilla en materia cultural se vuelven algo ambiciosas al declarar que se busca transformar a Guayaquil en “la ciudad arte de Latinoamérica”.

Para ello, se prevé la creación de bases de datos de artistas y de un circuito de arte urbano que se valdrá de la colaboración de ciudadanos que quieran disponer de las paredes de sus casas u otras propiedades para que sean un espacio de grafitis y murales, lo que contrasta con las políticas actuales del Municipio, que ofrece una recompensa de $ 1.000 por denunciar a grafiteros.

Además, la candidata por la lista 35 ofrece la creación de la “Tarjeta Joven’, descrita como ‘un sistema de tarifa diferencial para jóvenes  en la oferta de servicios culturales, recreativos y deportivos”.

Al plan de la ‘Tarjeta Joven’, sin embargo, le faltan algunas especificidades, pues en la actualidad ya se ejecuta una diferenciación para estudiantes y personas de la tercera edad en los precios de las taquillas de los espectáculos públicos.

La propuesta de trabajo de Bonilla también contempla la integración de la planificación en cuestiones culturales con otras de sus propuestas.

Como parte de los Centros de Desarrollo Barrial (CDB) que ha prometido crear la candidata si llegara a convertirse en alcaldesa, se considera a esas sedes como lugares de acceso a la cultura en los barrios de Guayaquil, con actividades como talleres gratuitos en distintas manifestaciones artísticas y ‘Cine Guayaco’, que prevé la dotación de equipos para realizar proyecciones de películas en sala o al aire libre, como sucede en Quito, donde algunos de los CDB se convirtieron en sedes de la última edición del Festival Encuentros Del Otro Cine (EDOC).

Si la propuesta cultural socialcristiana está basada en el modelo de administración con el que ha trabajado los últimos 20 años, la propuesta oficialista se nutre del Plan Nacional del Buen Vivir diseñado por la Senplades.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: