El color pianístico de Xiayin Wang se apreciará en la Casa de la Música

- 27 de junio de 2019 - 00:00
La artista china tras el piano Steinway de la Fundación Filarmónica Casa de la Música. Un instrumento que prefiere para cada show, contó.
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

La tercera visita de la pianista china Xiayin Wang al país tendrá como fin el concierto “Tu piano, tu música, tu legado” que interpretará  con la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador (OSNE), dirigida por el maestro Álvaro Manzano.

Antes de su primer ensayo, este miércoles 26 de junio, la instrumentista china comentó a este diario que el repertorio (que incluye a Ludwig van Beethoven y Richard Wagner) fue elegido por el maestro Gustavo Lovato, a propósito de los 15 años de la Casa de la Música, auditorio en el que se presentará mañana viernes 28 de junio, desde las 20:00.

La orquesta empezará con la “Obertura Leonora N° 3 Op. 72b” y luego interpretará “Muerte de Sigfrido y Marcha Fúnebre, de la ópera El Ocaso de los Dioses”, de Wagner, además de “Cabalgata de las Valquirias, de la ópera La Valquiria”.

Después del intermedio, Wang interpretará el “Concierto para piano y orquesta N °3 Op. 37”, de Beethoven, que describe como de una musicalidad festiva, que se acerca mucho a Wolfgang Amadeus Mozart por su energía.

En el auditorio hay un piano Steinway & Sons que tiene un registro de notas prolongadas y otorga una fuerte base a las piezas que allí se ejecutan. “El tono es circular, suena como una campana”, sonríe la artista asiática, destacando la conservación del instrumento.

El periódico The New York Times ha elogiado el conocimiento de la pianista en escena y “su capacidad para mantener e iluminar una hebra de melodía dentro de las texturas más gruesas”, que no se limita a la música académica.

En uno de sus más recientes trabajos como solista, Granados: Piano Works (2018), deja de explorar la música clásica y rusa que la ha ocupado en los últimos años para ir por la música española, de la que incluye goyescas, valses poéticos, allegro de concierto y zapateado.

“La música es un bello lenguaje, que comunica más allá de las fronteras”, sostiene Wang, quien gusta de lo romántico por “su pasión, esos colores melancólicos dentro de sus tonos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: