Dos técnicos restauran serie de Endara Crow

- 05 de febrero de 2020 - 00:00
Los restauradores y museólogos Magdalena Boada y Patricio Ruales en el taller del Centro Cultural Metropolitano.
Fotos: Álvaro Pérez / ET

28 paneles en acrílico del pintor guayasense se exhibirán desde abril luego de nueve años de su retiro. El oficio de restaurador sortea carencias en Quito.

Una serie pictórica de gran formato sobre Quito, del pintor y escultor guayasense Gonzalo Endara Crow (1936-1996), se está restaurando en el espacio de Patrimonio Cultural del Centro Cultural Metropolitano (CCMQ).

En las 28 obras trabajan dos técnicos restauradores, Magdalena Boada y Patricio Ruales, quienes también están encargados de toda la reserva del CCM, que alberga al menos tres millares de bienes culturales y patrimoniales.

La serie estaba en el hall del Palacio Municipal desde que el artista la donó a la ciudad, en 1988, hasta 2011, cuando en una decisión “inexplicable” los retiraron, dice Juan Carlos Coéllar, quien dirige el Centro Cultural desde noviembre de 2019.

En las pinturas -acrílico sobre lienzo- hay trenes voladores, casas, pájaros, huevos y más representaciones del paisaje andino, de colores fuertes y cálidos. Una suerte de realismo mágico caracteriza al autor de tendencia figurativa.

Estaban en las paredes que dan hacia el sur y norte de la sede del Cabildo, recuerda Boada. “Vinieron embaladas, como un encargo momentáneo, pero casi ha pasado una década”, añade Ruales.

Ambos especialistas trabajan sobre un deterioro parcial provocado por la presencia de polvo y basura, mugre del ambiente y esmog del transporte público que antes circulaba por el Centro Histórico. La grasa corporal de quienes topaban con los dedos las pinturas quedó impregnada y, luego de hacer pruebas de solubilidad, los técnicos emplearon agua desmineralizada, un 3% de jabón neutro e hisopos de algodón para limpiar las impurezas.

“Haremos un barnizado general, con una resina disuelta en tolueno”, señala Ruales, “eso los protegerá incluso de los rayos ultravioleta”, pues luego de una muestra temporal (abril-junio) los paneles volverán a ser anclados y montados en el lugar que los acogía. Los daños no fueron permanentes en 31 años.

Ya han reforzado los tapacantones, algunos de ellos tenían roturas sobre la madera a la que se pegaron los lienzos. 13 paneles han sido intervenidos y poco a poco suben a la planta alta del CCM el resto de piezas que están en la reserva temporal.

Tres paneles se restauran por día, además el barniz ayudará a que la pintura soluble no se dañe. “Queremos que, en el anclaje, se ponga acrílico transparente, y una visera (aislante) de 35 centímetros en el pasamanos donde irán las obras”, cuenta Ruales.

EL TELÉGRAFO constató que varios restauradores en el CCM, que se han acogido al retiro o jubilación, no tuvieron reemplazo, por lo cual los técnicos trabajan de forma sostenida -en montajes, exposiciones y traslados de obras- para una reserva que requiere de más especialistas. Aunque la escuela de restauración de la Universidad Tecnológica Internacional (UTE), donde se formaban, ha cerrado.

Allí obtuvieron sus títulos Boada y Ruales. Otros de quienes estudiaron con ellos trabajan, por ejemplo, en el taller del Convento de San Francisco, pero esa no es una dependencia de la Secretaría Metropolitana de Cultura.

“Este arte invita a volar. Endara Crow tenía en sus manos magia”, suelta Boada con su mandil y guantes blancos que le sirven para poder manipular las obras y evitar que el color se desvanezca. Incluso usan pinceles en la restauración y un “optivisor” para apreciar rigurosamente los colores originales. (I)  

 Juan Carlos Coéllar, director del Centro Cultural Metropolitano

"Estamos avanzando en el inventario de la reserva" 

Solo el 12% de bienes del CCM han sido registrados. Habrá fondos concursables.

La serie “Quito” estuvo nueve años en su reserva...

Hemos tenido contacto con la familia del pintor Endara Crow. Pedimos disculpas por este olvido y estamos en proceso de recuperación de las obras; montaremos una exposición en las salas 1, 2 y 4 a partir de abril. Luego, en julio, la serie se reinstalará en el antepecho del Municipio.

¿Cuántos bienes de la reserva se han registrado?

Se han inventariado unos 350 bienes (11,6%) de un total de 3.000. El esfuerzo para este año será subir al menos 1.000 obras, arqueología, esculturas... para incluir sus fichas en el SIPCE (Sistema de Información del Patrimonio Cultural Ecuatoriano). Ya estamos en una segunda etapa. Para 2022 podremos tener completo el registro.

¿Se redujo el presupuesto del CCM para este año?

Contamos con $ 240 mil. Puede parecer bajo, pero se están tomando decisiones sobre la Red Metropolitana de Bibliotecas, adscrita al centro cultural, y que va a manejar unos $ 180.000.

Ambos montos sumados dan un presupuesto parecido al del año pasado. Y una comisión está trabajando para que la Red y la Biblioteca Municipal tengan autonomía económica.

La idea es que así se puedan sostener y sacar de la precarización a los repositorios de la ciudad.

¿En qué consiste su agenda cultural participativa?

Una parte de nuestro presupuesto será para convocar a artistas, gestores culturales en la presentación de sus propuestas. Entre febrero y marzo se hará esa convocatoria especial en las disciplinas plástica, pintura, audiovisual y, posiblemente, artes vivas.

Pasado un trimestre, un jurado que será externo seleccionará los proyectos a través de un proceso de asignación transparente. Esto ya no será a dedo, como pudo haber sido en otros momentos. (I)  

Cuentos de Cartón

#CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar

Medios Públicos EP