Tarantino mira el ocaso de la industria del cine en los 60

- 13 de agosto de 2019 - 15:32

Al parecer Quentin Tarantino (Knoxville, 1963), uno de los directores de cine más polémicos de las últimas dos décadas, llega al final de su carrera, pero no porque le vaya mal.

1. ¿Se acabaría la carrera de Tarantino?

Y esto es lo primero que debes saber antes del estreno de Érase una vez en Hollywood, programado para el viernes 16 de agosto del 2019, en la sala de Ochoymedio, en Quito; y en algunas salas comerciales del país como Supercines: Es su noveno filme y tal vez el penúltimo, pues Tarantino ha declarado que su filmografía incluirá solo 10 películas.

Él mismo juega con esa idea. "Bueno, si es realmente bien recibida, quizá no llegue a las 10. ¡Quizá pare ahora mismo! Quizá pare mientras estoy arriba. Ya veremos", declaró.

2. Sharon Tate no quiso ser un sex symbol

Érase una vez en Hollywood no se escapa del estilo Tarantino, pues su trama se concentra en el contexto de los crímenes de la Familia Manson en 1969 en Los Ángeles, Estados Unidos. Charles Manson (1934-2017) fue el líder de la secta homónima que cometió varios asesinatos, entre ellos el de la actriz Sharon Tate (1943-1969), quien se encontraba embarazada del director Roman Polanski.

El asesinato y la forma en cómo es retratada en el filme Sharon Tate, interpretada por Margot Robbie, no ha agradado en algunos sectores de la industria. Según algunos críticos, en Érase una vez en Hollywood, Sharon Tate aparece bailando seductoramente en un dormitorio, se contonea con un crop-top en una fiesta en la mansión de Hugh Hefner, sonríe con coquetería cuando va a ver su propia película a un screening, en un cine local y apenas pronuncia doce líneas en un guion que se extiende un total de tres horas. 

Mucho antes de su fallecimiento en 1969, Sharon Tate, como actriz renegaba de la idea de ser un sex symbol. Sin embargo, luego de cinco décadas se la sigue presentando como tal, viva o muerta. Los críticos apuntan a que en el presente ya nadie se acuerda de la Sharon viva, solo se conmemora su asesinato y muerte, con los que tal vez pagó por los pecados colectivos de una sociedad con la moral agonizante y ambigua.

3. Películas para entender Érase una vez

Adentrarse en el “universo Tarantino” no es tarea fácil. Muchas de sus producciones están plagadas de referencias a películas western (oeste), películas de carretera, atracos o artes marciales por lo que el mismo creador ha sugerido una lista de filmes de considerar, antes de ver Érase una vez en Hollywood.

Entre ellas, recomienda desde El Salario de la violencia (Phil Karlson, 1958), o El Renegado de Arizona, películas claves para entender al personaje de Rik Dalton, una estrella venida a menos de películas de vaqueros, que interpreta Leonardo Dicarpio en el reciente filme de Tarantino.

La lista también incluye comedias como Flor de Cactus, del año 1969; con La Mansión de los 7 Placeres, en esta última actúa Sharon Tate. Otra de las producciones es Easy Rider, ahora convertida en un clásico road movie (película de carretera) y con el tiempo en un símbolo de la contracultura en 1969.

La mayoría de los filmes son de los años 60. Solo Camino Recto es de 1970. En ellos Tarantino, se inspira para brindar  referencias y miradas a la época cinematográfica en la que él mismo creció.

4. Hace 50 años Tarantino fue por primera vez al cine

1969 es un año clave, fue la primera vez que Tarantino asistió a una sala de cine. Era un niño de 6 años. “Recuerdo que mis papás me llevaron a ver Butch Cassidy and the Sundance Kid en el Teatro Chino". Esa película fue protagonizada por Paul Newman y Robert Redford, dos de las estrellas masculinas más representativas de la época.

De hecho, es una de las razones para reunir a Leonardo DiCaprio junto a Brad Pitt por primera vez en Érase una vez en Hollywood. Dicaprio encarna a Rick Dalton, una exestrella western, mientras que Pitt es Cliff Booth, su doble de acción.

5. Hijos del nepotismo

"Soy producto del nepotismo de Hollywood. Cuando dos famosos copulan, este es el resultado", bromeaba Carrie Fisher (Star Wars), hija de la actriz Debbie Reynolds y el cantante Eddie Fisher.   Tarantino sabe usar el poder de los clanes cinematográficos,  por lo que en su filme reúne a cuatro de las hijas de quienes eran estrellas cuando él comenzaba: Maya Hawke (Uma Thurman), Margaret Qualley (Andie MacDowell), Rumer Willis (Demi Moore) y Harley Quinn Smith (Kevin Smith).

Además, Tarantino se dio el lujo de incluir a actores clásicos del cine como el mismo Al Pacino y Kurt Russell. Y de la televisión, como Luke Perry (Beverly Hills 90210, Oz, Riverdale) quien falleció en marzo de este año, logrando finalizar todas sus escenas.

Puede que “Érase una vez....” no sea el final de Tarantino en el cine, pero quizás sí un nuevo comienzo en otras facetas del entretenimiento, pues desde ya él mismo insinúa que no descarta publicar libros y también teatro.   Y si se retira, para sus seguidores se convertirá en el perfecto "hijo bastardo" de la pantalla grande.  Eso sí, con mucha gloria. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: