El problema con "Mulan": ¿por qué el "remake" de Disney se enfrenta a un boicot?

08 de septiembre de 2020 10:30

El lanzamiento de Walt Disney de "Mulan" ha provocado una reacción violenta en redes sociales por el apoyo de su estrella a la policía de Hong Kong y por haber sido filmado parcialmente en la región de Xinjiang.

El activista por la democracia de Hong Kong, Joshua Wong y los usuarios de Internet en Taiwán y Tailandia, se encuentran entre los que promocionaron los hashtags "#BoycottMulan" y "#BanMulan" en Twitter, luego del lanzamiento de la película este mes en la plataforma de transmisión de Disney.

La película también se proyectará en los cines de China, un mercado cada vez más importante para los estudios de Hollywood, a partir del 11 de septiembre.

Apoyo a la policía de Hong Kong

Las críticas al remake de una versión animada de 1998 comenzaron el año pasado cuando la estrella de Mulan, la actriz Liu Yifei, nacida en China continental, expresó su apoyo en las redes sociales a la policía de Hong Kong, que en ese momento se vio afectada por los disturbios antigubernamentales.

Liu no respondió a una solicitud de comentarios a través de su cuenta en Weibo, un popular sitio de microblogueo chino.

Represión a las minorías étnicas

Asimismo, la nueva versión de "Mulan" enfrenta llamados a boicot luego de que la compañía agradeció a las entidades gubernamentales en Xinjiang, una región china donde las autoridades están acusadas de reprimir a las minorías étnicas.

Los fanáticos notaron que, en los créditos, la compañía agradeció a ocho entidades gubernamentales en la región occidental de Xinjiang, donde el Gobierno está acusado de realizar una campaña de internamiento masivo contra las minorías étnicas.

La película fue filmada en varios lugares de Xinjiang, entre otros lugares, según informes de los medios. Una de las agencias gubernamentales que figuran en los créditos es la oficina de seguridad pública de Turpan, una ciudad en el este de Xinjiang donde se han documentado varios campos de internamiento.

La película se proyectará en los cines de China a partir del 11 de septiembre.

Pekín niega la existencia de campos de reeducación

Cuando se le preguntó sobre el rodaje de la película en Xinjiang, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, reiteró la negación de Pekín de la existencia de campos de reeducación en la región, llamando a las instalaciones allí como instituciones vocacionales y educativas y acusando a las fuerzas anti-China de difamar su política de Xinjiang.

El activista Wong acusó a Disney de "inclinarse" ante China, citando el apoyo de Liu y otro actor a la policía de Hong Kong y los créditos de la película mencionando organizaciones estatales en Xinjiang.

La película, cuya producción costó 200 millones de dólares, estaba programada para llegar a los cines en marzo, pero su estreno se retrasó debido a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, se estrenará en los cines chinos a partir del viernes, y el estudio espera que funcione mejor que la versión animada de hace más de 20 años.


Escena original de la versión animada de “Mulan” (1998).


"Kundun" y las relaciones entre Disney y China

Ese lanzamiento se retrasó después de que las relaciones de Disney con China se deterioraron por "Kundun", su película de 1997 basada en la vida del exiliado Dalai Lama, a quien China ha calificado de peligroso separatista.

En febrero, la directora Niki Caro le dijo a The Hollywood Reporter que Disney había probado la película con público chino, eliminando una escena de besos después de comentarios de ejecutivos chinos. (I)

Fotos tomadas de Disney Entrerprises
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado