La paralización por el coronavirus afecta al libro en Ecuador

23 de abril de 2020 00:00
El Día Mundial de Libro se celebra cada 23 de abril desde 1995 por un acuerdo de la Unesco, aunque algunos países lo celebran en otras fechas.
Álvaro Pérez / ET
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

El mundo celebra hoy el Día del Libro, una conmemoración que busca, especialmente, fomentar la lectura, pero también defender y proteger la industria editorial y los derechos de autor.

Oswaldo Almeida, presidente de la Cámara Ecuatoriana del Libro, señaló a diario EL TELÉGRAFO que la situación del sector en el país es “crítica”, como consecuencia de la emergencia sanitaria por el covid-19.

En estos momentos están detenidas las operaciones de toda la cadena productiva de este sector, por lo que Almeida estima que debía ser “declarado en emergencia”.

“Solicitamos al Gobierno que durante la cuarentena se abran líneas de crédito emergente para que las empresas del sector puedan tener la liquidez suficiente para subsistir”, ante la incertidumbre del tiempo de paralización.

Desde la Cámara se está tratando de estructurar un plan de reactivación económica que comprende a librerías, cualquier punto de venta, editoriales, autores, diagramadores e ilustradores: “Hoy existen librerías que están trabajando vía online, haciendo alguna venta, pero el volumen es muy reducido, menos que el habitual”.

Almeida espera que apenas las autoridades de salud lo permitan se busque la reactivación del sector industrial y, por supuesto, también de las librerías.

El libro,  puntualiza, “es mucho más que un objeto, no morirá nunca, va a convivir mucho tiempo con el libro digital, una alternativa en el mundo aunque en Ecuador no se ha difundido masivamente porque los dispositivos de acceso no son económicos, más bien costosos”.

“La forma de celebrar este día es obsequiando un libro a alguien, algo que ahora está limitado, pero es una manera de cómo la sociedad puede apoyar a la subsistencia del sector”, comentó Almeida.

La tradición del Día del Libro —recuerda—, aunque está ligada a varias fechas importantes que coinciden, se remonta a Cataluña, con la celebración del triunfo de San Jorge frente a un dragón, donde los hombres regalan una flor a una mujer y estas a ellos un libro. (I)