Nueva película toca el tema de la corrupción y las drogas

El filme independiente del director ecuatoriano Cristian Quintana tiene un mensaje dirigido de manera especial a la juventud. La producción cinematográfica es fruto de cuatro años de trabajo.
07 de julio 00:00
La película de la productora independiente Mantra Films está clasificada para un público con mayoría de edad.
Cortesía Mantra Films
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:

Un nuevo largometraje de cine independiente ecuatoriano se estrenará el sábado 18 y domingo 19 de julio de 2020 vía internet. Se trata de Asesino de asesinos, dirigido por el también actor y compositor musical Cristian Quintana.

Cristian señaló a EL TELÉGRAFO que el título es fiel a la trama y la historia que narra la película, pues se trata de una persona que se venga de unos asesinos, “personajes ficticios que tienen que ver con el narcotráfico y la corrupción, que ahora está de moda, pero fue un trabajo que se venía realizando desde hace casi cuatro años”.

Las filmaciones han tenido lugar en muchas locaciones y hay escenas que quizás por ser muy explícitas no se van a mostrar al público, que sí va a tener posibilidad de verlas en un DVD, “pues podían herir susceptibilidades, ofender a personajes de la política y la Policía”.

El director asegura que el mensaje de este filme va directo hacia la juventud, “para que se cuide y no se meta en las drogas ni ande con malas compañías”.

Cuenta con la actuación de jóvenes y talentosos actores como: José Uvilla, Cris Colón, Verónica Jaramillo, Bladimir Caicedo, Chris Andrade Gabriela Ushiña, entre otros.

En Asesino de asesinos se verán escenas en diferentes lugares del sur, centro y norte de la capital ecuatoriana. “Hemos tenido la colaboración de lugares de descanso, también en la av. Amazonas, con tomas de drones que no quisimos usar mucho para que no se malinterpreten”.

El filme dura una hora con casi 30 minutos, pero la versión del DVD dura casi dos horas en blueray, un formato de video con más definición donde se visualiza con más nitidez la resolución.

La producción se ha realizado con un bajo presupuesto y sin auspicios públicos ni privados. Para Quintana esto ha sido posible porque son un equipo de personas a las que le gusta el arte, “usamos el mismo mecanismo que se emplea en la India y en China, de la gente que hace cine independiente”.

Una película así se hace realidad cuando se unen personas que saben editar, camarógrafos, actores, “una comunidad que ha creado una empresa donde cada uno invierte; si teníamos que filmar en un lugar alejado todos poníamos una cuota para gasolina, para alquilar, para una comida”.

El cine independiente gana con la distribución y la exhibición; así recupera algo de la inversión, “pero más que ganar la misión es dejar un legado para las nuevas generaciones de que estamos haciendo algo por nuestro sueño en el séptimo arte”, puntualiza Quintana.

El futuro del cine independiente
Para este artista, el futuro del cine independiente en Ecuador “es muy promisorio, positivo, ya que actualmente estamos viendo nuevas oportunidades y que no se requiere de tanta inversión millonaria, como por ejemplo sucede en las grandes producciones de Hollywood”.

Destaca que en Ecuador hay “mucha gente talentosa, joven que día a día se prepara en cursos online donde aprenden diferentes técnicas, actuación, maquillaje, le ponen empeño y se preparan; posiblemente muchos de forma autodidacta y otros que siguen la carrera de cinematografía”.

Cristian asegura que pronto en Ecuador va a haber mucha producción en el campo audiovisual, tanto en cortometrajes, largometrajes y documentales.

Asesino de asesinos se hizo con un presupuesto mínimo de casi $ 10 mil, una cantidad que en Hollywood no cobra ni un camarógrafo que precisa de un salario entre $ 25 mil y $ 50 mil por producción.

Al respeto, Quintana comenta que Hollywood tiene un lineamiento más capitalizado, más industrializado, sus producciones son costosas: “Hollywood tiene una inversión mínima de $ 100 millones hacia arriba y el cine independiente quiere independizarse de todos esos patrones del consumismo capitalizado”.

Argumenta que el cine independiente trabaja por el arte, “no es publicitar de manera industrial, todo lo contrario; aunque sí han salido muchas estrellas que han ido para Hollywood, porque este siempre quiere captar lo mejor en actores, en equipos y en producción”.

La familia Cordero
Cristian dice que fue muy emotivo para él la inclusión del director ecuatoriano Sebastián Cordero en la Academia de las Artes, un hecho que da renombre al país.

Refirió que ha seguido a la familia Cordero desde Juan Esteban, el hermano mayor, ya fallecido, que hizo la primer película musical en Ecuador en 1994.

Sebastián, agrega, continuó la tradición e hizo Ratas, ratones y rateros, “hasta ahora una obra de culto en el país; también la hermana Viviana Cordero, escritora y directora a quien le tengo mucho respeto, es un trabajo de más de 25 años fomentándose”.

Quintana recuerda que  Juan Esteban hizo la primera película musical del país, Sensaciones, que escribió con su hermana Viviana, en los difíciles años 90.

Sebastián, añadió, realizó su primera película de forma independiente, “con sus propios recursos, logró crecer poco a poco en un camino de más de 20 años que ha tenido este finalmente este gran reconocimiento”. (I)

Datos

Una película musical
El director Cristian Cordero tiene lista una película musical a base de canciones  nacionales y rock, con la colaboración del afamado actor y director de cine Pedro Saad. Será la segunda de este género en Ecuador.

30 años de vida artística lleva Cristian Cordero entre las música, la composición y el cine.

Música y banda sonora
La musicalización y banda sonora de Asesino de asesinos es de autoría de Christian Quintana.

Un policía explusado de la filas por una investigación que realizó persigue a un cruel asesino y narcotraficante.