El MAAC inicia exposiciones por convocatoria

- 22 de marzo de 2019 - 00:00
Actualmente en la sala hay una exhibición de obras, seleccionadas desde la reserva del Museo.
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

La sala multifuncional exhibirá cinco proyectos escogidos por un comité independiente. Además se entregará una asignación de $ 2.000 a las propuestas.

El Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) abrió una convocatoria para programar su sala multifuncional, que además de recibir postulaciones de artistas hasta el próximo 10 de abril —en primera fase—, incluye la participación de un comité curatorial invitado ad honorem.

Estas dos medidas son parte de la gestión de este espacio como Unidad Operativa Desconcentrada (UOD), en la que se incluyen el Museo Nahím Isaías, el Presley Norton y Los Amantes de Sumpa, en Santa Elena.

La constitución de UOD  finalizó en septiembre del año pasado y desde este 2019 cuenta con un presupuesto para funcionar de manera nuclear: sin depender de la aprobación de procesos desde Quito, que  retrasen su operatividad. 

De acuerdo con la directora de este espacio, María José Zurita, para el próximo año se prevé que las tres salas sean programadas a partir de una convocatoria y con una selección hecha por un comité de artistas locales. 

Por ahora, la sala multifuncional es la primera que operará de esta manera hasta finales de año. La selección la hará un comité integrado por tres gestores y artistas locales cuyos nombres se conocerán la próxima semana. 

A pesar de que aún no se oficializa al comité, el espacio lanzó este miércoles la convocatoria para la selección de cinco proyectos. 

 La propuesta se hace para artistas ecuatorianos y extranjeros radicados en Ecuador. La segunda fase de la convocatoria se abrirá del 15 de julio al 1 de agosto.        

Entre las bases de esta selección figura que las postulaciones “deben ser inéditas o proyectos itinerantes que hayan sido presentados en otras ciudades” y abarca “todos los tipos de géneros y obras artísticas que incluyan registros audiovisuales”.

Como parte de esta nueva lógica de operación, el museo se compromete a una asignación presupuestaria de $ 2.000 al artista, curador o gestor; y a “coordinar”, a través del área de Investigación, Museología y Museografía del Museo, con el montaje y desmontaje.

Además, el Museo asumirá el seguro de las obras durante su permanencia, diseño de trípticos, difusión en medios y redes sociales; además del bodegaje de material de embalaje.

El proceso transforma las “malas prácticas” de la mayor infraestructura cultural de la ciudad, en la que los artistas, para montar su obra, han debido hacerse cargo desde la compra de los clavos para la muestra hasta la producción de afiches y registros del montaje.

En Quito, por ejemplo, el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) y el Centro Cultural Metropolitano pagan un valor de derecho de exhibición a cada artista de $ 400 a $ 500, en el primero y  $ 150, en el segundo, aun cuando la muestra sea colectiva. Además asumen los gastos totales del montaje.

En el Museo Municipal de Guayaquil las condiciones de exposición con los artistas son “prestar el espacio” a propuestas que se presenten, sin una convocatoria definida, a cambio de que el autor deje una obra de arte para la reserva, y en caso de que haya intervenido alguna pared, deberá pintarla nuevamente al desmontar.

En el MAAC, el próximo 31 de marzo, una vez que se cierre la muestra Contaminados, se iniciará la reestructuración del manejo de todas las salas.

“Este año ya está programado pero a partir del siguiente se inicia el proyecto macro del MAAC con un comité de gestión que seleccionará todos los proyectos que se exhiban”.  De acuerdo con Zurita, el comité tendrá absoluta independencia. Ella participará en las sesiones de selección, sin voz ni voto.

David Orbea, del colectivo Los Chivox, considera saludable la apertura de este espacio a modo de convocatoria considerando que lo más complicado para los artistas es conseguir financiamiento para sus proyectos. Espera que el trámite no sea conflictivo como en otros procesos públicos.

El artista Anthony Arrobo, quien exhibió el año pasado en esta misma sala y corrió con todos los gastos del montaje sin ningún reconocimiento económico, lo considera un avance. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: