La estatua colosal desenterrada en El Cairo no pertenece a Ramsés II

- 17 de marzo de 2017 - 07:30
Foto: Internet

El Ministerio de Antigüedades de Egipto comunicó que la antigua estatua egipcia recién descubierta en un suburbio de El Cairo no representa al rey Ramsés II, contrariamente a lo que inicialmente se había anunciado. La entidad gubernamental asegura ahora que la efigie corresponde al faraón Psamético I.

"Si pertenece a este rey [Psamético I] entonces esta es la estatua más grande del Período Tardío descubierta en Egipto", comunicó el ministro Khaled El Enany, informa Ahram Online.

Los arqueólogos habían ligado este descubrimiento a Ramsés II debido a que se produjo cerca de las ruinas de un templo de ese emperador en lo que fuera la ciudad de Heliópolis. Sin embargo, la conclusión se ha revisado tras analizar los resultados preliminares de los primeros estudios sobre los fragmentos de piedra, que involucraron el desciframiento de jeroglíficos tallados en ellos.

"Al principio pensamos que se trataba de una estatua de Ramsés II o reutilizada por él y perteneciente a un rey anterior. Pero, cuando la cabeza fue recuperada, empezamos a encontrar rasgos como la forma de la corona, la oreja, la cara alargada, el ojo derecho o el modo de esculpir el cuerpo que son característicos de otros períodos", explicó el ministro de Antigüedades egipcio Jaled el Anani durante la concurrida rueda de prensa en la que ha desvelado el nombre del monarca que se esconde tras la figura.

Psamético I (de la XXVI dinastía egipcia) reinó entre el 664 y el 610 a. C., 6 siglos después de Ramsés II, quien lo hiciera hace más de 3.000 años. Este líder reunificó a Egipto y lo liberó de la dominación asiria, afirma el historiador Matthew Ward. Ahora, los fragmentos de su estatua han sido trasladados al Museo Egipcio de El Cairo, donde serán restaurados y expuestos temporalmente.(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP