La Bienal de Cuenca llega a Quito por primera vez

10 de septiembre de 2011 - 00:00

Tras diez ediciones  y  veintitrés años de generar polémicas en el mundo de la crítica y en los círculos de curadores y artistas locales, la Bienal de Cuenca es, sin duda, uno de los encuentros más importantes de arte contemporáneo en la región, junto con la de Sao Paulo, La Habana y la ahora Trienal Poligráfica de San Juan, en Puerto Rico.

Por eso, antes de que se realice la XI edición de este encuentro, que se iniciará en noviembre próximo, los cabildos quiteño y cuencano presentaron el pasado jueves, en el Palacio de Cristal del Centro Cultural Itchimbía, la selección oficial de premios del certamen en el período 1987-2009, que por vez primera se exhiben en Quito.

La Bienal de Cuenca se inició en abril de 1987, con la participación de 135 artistas de 21 países, y el primer premio recayó en la obra “Modulaciones 892”, del artista argentino Julio Le Parc. Se trató de una señal que anticipaba la incidencia del arte óptico en su producción posterior.

Durante las primeras 6 ediciones, el encuentro se concentró en mostrar obra pictórica, gracias a la cual se destacaron y fueron premiadas obras de Enrique Tábara (Ecu), Arcangello Ianelli (Bra), Mirna Báez y Arnaldo Roque (P. Rico), José Perdomo (Rep. Dom), Marcos Restrepo (Ecu), entre otros.

Sin embargo, en adelante, se ha adaptado a las exigencias estéticas que diversificaban las opciones, para convertirse en una bienal de arte contemporáneo y dar paso a la posibilidad de mostrar otros soportes como la  instalación, la fotografía y los recursos audiovisuales.

Un ejemplo que permanece vigente en la memoria de los asiduos seguidores del evento está  en la última edición, en el 2009, en la que una de las obras premiadas es “San Darío del Andén, la memoria viva de Darío Santillán”, del colectivo Sub-Cooperativa de fotógrafos. Se trata de una selección de fotografías que narran parte de la historia de un grupo de piqueteros que, durante la crisis  económica en 2000 y 2001, en Argentina, consolidaron un frente de protesta cerrando vías y exigiendo al gobierno de Duhalde mejoras en la atención social. Esas imágenes son reforzadas por un video documental que presenta al público a esos “ángeles piqueteros” que fueron asesinados por la policía de Buenos Aires, y a quienes los mantienen vivos en la memoria del pueblo como los patronos de los piqueteros. Y lo muestra a través de un lenguaje artístico que conmociona.

La disposición de las piezas en las salas del Palacio de Cristal procura, dentro de las posibilidades que ofrecen las mismas obras,  hacer un recorrido cronológico. “Pero también hemos debido ubicar las obras de acuerdo con los soportes y a la infraestructura del lugar, por eso tenemos abajo todas las obras que cuentan con proyecciones audiovisuales”, acalara María Fernanda Dulbecco, directora del Centro Cultural Itchimbía.

La primera de estas obras, en el recorrido,  es “Grafías” (2007), del artista ecuatoriano Juan Pablo Ordóñez: una serie de reflejos luminosos que fueron proyectados sobre el frontis del Monasterio de las Madres Conceptas, en Cuenca, y que involucró a todos los vecinos de la vereda de enfrente de este convento para ubicar espejos cóncavos y otros materiales reflectivos y crear un efecto luminoso y móvil en el muro, dependiente tan solo del movimiento de rotación de la Tierra y de la intensidad de los rayos solares. Esta fue una de las obras más comentadas por el público local e internacional.

También aparece en una de las salas del subsuelo la obra 2iPM009, de la artista venezolana Magdalena Fernández: una videoinstalación que pretende graficar el sonido de la lluvia y reflejar sus intensidades.

Dentro de esta antología de premios de la Bienal de Cuenca se recuerda también la trilogía pictórica del artista cubano Saidel Brito, llamada “Nacidos Vivos” (2009), con la cual representó a Ecuador, mostrando la incidencia de las masas en los eventos históricos de nuestras realidades, así como la vulnerabilidad de la memoria en esas mismas masas vaciadas de referentes gracias a la acción mediática.

Del figurativismo a la técnica digital; de la bidimensionalidad al movimiento registrado en video; del neoexpresionismo al recurso documental audiovisual, la Bienal de Cuenca resume su trayectoria a través de sus más destacados participantes, en una exposición que permanecerá abierta hasta el próximo 7 de octubre.

Mientras tanto, la edición XI de la Bienal contará con la participación de artistas de Estados Unidos, México, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Bélgica, Bulgaria, España, Lituania e India. Los curadores de la edición son Agnaldo Farías, de Brasil; Katya Cazar y Hernán Pacurucu, de Ecuador, y Fernando Castro Flores, de España.

El encuentro  se inaugurará  el próximo 11 de noviembre y permanecerá abierto hasta el 31 de enero del 2012, en  el Museo de Arte Moderno, el Museo de la Medicina y el Museo del Banco Central en Cuenca.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo

Cuentos de Cartón
¿Has escrito cuentos que
te gustaría compartir?

¡Esta es la oportunidad de publicarlos! #CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar